Venta del día terminó siendo una estafa para talabartero

El hecho ocurrió en las cercanías de la feria de animales Tattersal, ubicada en el sector de Esmeralda, donde una serie de puestos se instalan para vender sus productos a las diferentes personas que acuden al sector a la compra de ganado.

Fue así que hasta el puesto de R.A.G. de 65 años, llegó un grupo de sujetos para comprar una gran cantidad de aperos y otros productos para corraleros, algo habitual en cada una de las jornadas de ventas, lo que parecía un hecho normal y sin inconvenientes.

Al momento de pagar los productos, el valor final era de un millón trescientos ochenta mil pesos, los que fueron cancelados con dinero en efectivo, algo que tampoco levantó sospechas. Pero la cara del vendedor cambió, ostensiblemente, al hacer el arqueo final de las ventas y preparar el dinero para depositar.

Fue en esos instantes en que se percató que una gran cantidad de billetes eran falsos y de forma inmediata se dirigió hasta la Policía de Investigaciones para hacer la respectiva denuncia, donde incautaron la suma de un millón doscientos mil pesos en billetes de 20 mil y de 10 mil pesos, los que fueron periciados por los detectives.

En la oportunidad, el Subprefecto Marco Venegas, llamó a los comerciantes a  tomar medidas de precaución para determinar si los billetes que reciben son falsos, utilizando los diferentes métodos que existen para ello, siendo la principal, la luz ultra violeta. Además, el jefe de los detectives de la zona informó que las diligencias, para dar con los autores del hecho, están bien avanzadas.