Reino Unido: preocupa la detección de la variante sudafricana

El gobierno británico anunció una campaña de pruebas masivas en el sur de Londres, instando a todos los residentes de los barrios de Lambeth y Wandsworth, unas 650 mil personas, a realizarse un test de detección del coronavirus luego de encontrarse casos de la variante E484K.

El descubrimiento, que inquieta a las autoridades sanitarias, se produce luego de que el lunes se iniciará una desescalada con la apertura de pubs, tiendas y gimnasios en el país. Al mismo tiempo, Israel y Reino Unido, son observados por el resto del mundo para medir la eficacia de los procesos de inmunización que llevan adelante.

A partir del jueves comenzarán a evaluar a las personas para detectar la variante en ubicaciones dentro y alrededor de Finchley en el distrito de Barnet. Esta operación de rastreo “gigantesca”, como la describen sus responsables, alcanza a todas las personas adultas, incluso si no tienen síntoma claros de la infección del COVID-19.

La variante preocupa dado que contiene la mutación “E484K”, la cual se cree reduce significativamente la efectividad de la vacuna AstraZeneca. Las proyecciones oficiales indican que este desarrollo, elaborado en conjunto con la Universidad de Oxford, representa entre 70 y 80 por ciento de todos las inyecciones que se aplicaron en el Reino Unido.

Mientras comienzan el cribado, los análisis de la trazabilidad de esta mutación, señalan que el virus se transmitió de una persona que arribó de África y la propagó a los miembros de su hogar. Luego estas personas la infectaron en una institución de ancianos en Lambeth, donde 13 miembros del personal y 10 residentes se infectaron.

Los datos también indican que 6 de los 10 residentes habían recibido una dosis de la vacuna AstraZeneca dos o más semanas antes de la fecha de un hisopado positivo. Entre ellos, uno de los 13 empleados contagiados recibió una sola dosis de la vacuna Pfizer dos o más semanas antes de su prueba positiva.

Efectividad de la vacuna AstraZeneca contra la variante sudafricana

El SARS-CoV-2 ha acumulado varias mutaciones de interés. En particular la mutación británica que ha logrado una mayor afinidad del virus con el receptor, lo que aumenta su transmisibilidad.

Fuente: Infobae