Marcharon para pedir presencia del ministro de Salud

Un centenar de personas participó ayer en la marcha convocada por los padres de los ocho recién nacidos vacunados erróneamente en el hospital de Melipilla, para entregar una carta y exigir la presencia del ministro de Salud.

Durante la marcha, que se inició en Plaza de Armas, el vocero, Raúl Álvarez, aprovechó de reiterar las críticas al director del Servicio de Salud Occidente de Salud, doctor Francisco Miranda, quien el martes había señalado que los padres no tenían poder de convocatoria y deslizó que estaban siendo manejados por terceras personas.

Raúl Álvarez dijo estar muy dolido porque el ministro no ha dado la cara ante una situación tan grave como la ocurrida y se mostró se mostró conforme con la convocatoria alcanzada.

No descartó marchar a Santiago si el ministro no se hace presente en Melipilla.