Magisterio de Talagante criticó presiones del Ministro de Educación para el pronto retorno a clases presenciales

  • 19 alcaldes, tanto reelectos como electos recientemente, pero ninguno de la provincia de Talagante, manifestaron su “No” a Raúl Figueroa

 

Mientras aumentan los contagiados así como la cifra de fallecidos por COVID-19  en el país, números que son comparados diariamente con la caída de un avión lleno de pasajeros, el Ministro de Educación, Raúl Figueroa, deslizó como medida la suspensión del pago de las subvenciones escolares para presionar el retorno a clases presenciales.   Este hecho motivó que 19 alcaldes -ninguno de la provincia de Talagante ni reelecto ni electo por primera vez- se resistieran a una medida de ese tipo.

En tanto, el Colegio de Profesores de Talagante, a través de su Presidente, José Herrera Maldonado, manifestó su negativa a este tipo de presiones por parte del Ministro Raúl Figueroa.  “El comunal Talagante está alineado con la idea de la dirección nacional que tiene que ver con el regreso a clase en fase 4, cuando están las condiciones sanitarias aptas para volver a clases: uno, por el cuidado de los niños, niñas y adolescentes y, otro, por el cuidado del personal, tanto asistentes de la educación como de los profesores”, precisó el dirigente.

Según el profesor el Ministro de Educación debiera resolver cosas más necesarias en las actuales circunstancias.   “El Señor Ministro tiene cosas más importantes que hacer, pero no las hace, como por ejemplo, el canal TV Educa debió haber sido un canal comunicante con todo el país, dado los problemas de internet en Chile.  Ese canal debió haber sido el que unificaba el currículum a nivel nacional con clases para los primeros, los segundos, los terceros, los cuartos básicos, a través de una señal por la televisión abierta para los distintos cursos y nos centrarnos sólo a través de internet”.

“Digo esto –añadió José Herrera-, a propósito del informe del estudio de los alcances del aprendizaje en que no llegamos a un 60%, obviamente que no llegamos a esos niveles, producto de la desigualdad del país, porque mucha gente no tiene internet, no tiene los medios y por último el país tampoco los tiene, porque si lo llevamos a lo local en el sector de El Roto Chileno, en Lonquén, la señal es mala, la gente tiene problemas para comunicarse.  Entonces el Señor Ministro en vez de dedicarse a solucionar este tipo de situaciones, le preocupa desde su sillón neoliberal el que los niños vuelvan a clases porque para él la educación es un negocio”.

De todos modos, el Presidente del Colegio de Profesores de Talagante sostuvo que “la autoridad local ha tenido las mejores intenciones en cuanto al no regreso a clases” y “ha generado la compra de equipos tanto para los profesores como los alumnos” para mantener el sistema de clases a distancia.  No obstante, José Herrera, señaló que esta nueva modalidad centrada en la comunicación remota ha traído consigo situaciones complejas para el profesorado, las cuales han comenzado a conocerse luego de una encuesta pronto a darse a conocer, con situaciones de agobio, estrés y falta de horas de sueño, entre otras consecuencias.

 

 

——-EN RECUADRO—————–

IMPACTO DE LAS CLASES TELEMÁTICAS EN EL PROFESORADO DE TALAGANTE

“El sistema de clases telemáticas era un recurso, pero hoy día es el corazón de la enseñanza”, afirmó el profesor José Herrera, a propósito del quehacer cotidiano de los docentes, en circunstancias que en las universidades fueron formados para enseñar en un aula de clases de modo presencial.  Por lo mismo, junto con asimilar este nuevo formato por la contingencia sanitaria, el profesorado ya da signos de un largo proceso bajo una modalidad para la cual ni el sistema ni las personas no fueron preparados.

“El 85% de los profesores se siente agobiados por la cantidad de trabajo, por un tema del exceso de reuniones.  En la semana, reuniones de coordinación, hacer clases, buscar material, preparar material, todo esto audiovisual, entonces eso ha conducido a una situación de que los profesores se sienten agobiados”, señaló el dirigente a raíz de un estudio entre los asociados.

“En esta misma encuesta hemos encontrado preguntas, como: ¿cuántas horas están durmiendo los profesores?  Y están durmiendo entre 5 y 6 horas en promedio, pero hay un 11% de los profesores que nos hablan que están durmiendo 4 horas por día.  Entonces, eso va generando una situación de estrés que va deteriorando la salud”, añadió José Herrera.

Por último, Presidente del comunal Talagante del Colegio de Profesores indicó que están trabajando en la tabulación y análisis de esta encuesta con el propósito de conocer de qué manera concreta les está afectando la modalidad virtual de trabajo y de qué manera se puede atenuar esta nueva presión laboral en el profesor y su entorno familiar.