noviembre 29, 2021

La alegría de compartir la fe

 Visitas casa a casa, catequesis, Via Crucis, corrida familiar, bingo, partidos de fútbol y una tarde recreativa para niños, son algunas de las actividades que se llevarán a cabo este sábado, domingo y lunes, en los sectores de Villa Inca y La Karina.

                Treinta y siete matrimonios con niños entre 3 meses y 18 años, llegarán a Melipilla con el objetivo de compartir su fe y dar un testimonio de familia y de vida cristiana.

“Queremos ponernos al servicio de la iglesia, colaborando –en este caso concreto– con la parroquia Sagrada Familia de Melipilla. Queremos visitar a la gente, conocerla, escucharla, aprender de ella y ayudarla en la solución o manejo de los problemas que pueden surgir en la vida matrimonial o familiar”, explica José Luis Silva, uno de los encargados de esta iniciativa junto a su señora Magdalena Castro.

Son 250 personas que alojarán en los colegios de Melipilla y San Sebastián con sus carpas y sacos de dormir. No importa que sea fin de semana largo ni dormir un poco más incómodo, cuando son tantas las ganas de entregarse y pasarlo bien.

“Muchos de nuestros niños esperan todo el año estas misiones”, cuenta  M. José Correa, quien junto a su marido Fernando Gana, también están a cargo de este proyecto. “Les gusta mucho compartir con las personas del lugar, participar en las actividades, visitar a la gente, y pasar un fin de semana distinto con sus papás y hermanos. Realmente viven una experiencia de Dios muy entretenida y atractiva”, agrega.

Cada familia tiene un encargo concreto que lo lleva a cabo con sus hijos, lo que hace que todos se sientan parte de esto, incluidos los adolescentes que también asumen tareas acordes a su edad.

Oración y sacramentos

                Estas misiones familiares nacieron hace cinco años por iniciativa de un grupo de papás que quisieron replicar las experiencias que ellos habían tenido en su época universitaria o con sus familias cuando eran adolescentes

                “Organizamos unas misiones pensadas y adaptadas para niños chicos y así poder ir con nuestros hijos. Invitamos a matrimonios amigos –muchos apoderados de los colegios donde estudian nuestros niños– y poco a poco el grupo fue creciendo”, cuenta Raúl Ventura-Juncá, quien ha sido el impulsor de esta iniciativa desde el año 2011 junto a su señora Natalia Agüero.  Y añade: “Fuimos tres años a Rosario, cerca de Rancagua, y este año vamos por segunda vez a Melipilla, donde la acogida ha sido realmente muy buena”.

                Una idea central de este proyecto es que no podemos ser misioneros sólo un fin de semana al año, sino que estamos llamados a evangelizar a las personas que tenemos cerca todos los días en nuestro quehacer cotidiano. “Queremos que esto no sea una actividad aislada, sino que se transforme en una actitud de vida marcada por la alegría y la humildad”, agrega Ventura-Juncá.

                Otra idea central es que el núcleo y el motor de todo esto es la oración y a la vida sacramental, por lo que se le da mucha importancia a la preparación espiritual de todo el grupo. Los organizadores cuentan que han impartido catequesis antes y durante las misiones para las personas de Melipilla interesadas en recibir sus sacramentos. En concreto, este fin de semana se celebrarán bautizos, primeras confesiones, primeras comuniones y confirmaciones.

En las misiones del año pasado, Luis Almendras y Natalia Salazar bautizaron a sus hijos Gabriel y Martín, de 10 y 7 años. En esa oportunidad Luis aseguró: “Estoy demasiado agradecido y con un inmenso gozo en mi corazón por haber bautizado a mis hijos. Ha sido maravilloso haber aprovechado esta opción que me dieron de acercarme nuevamente a Dios. Por fin podemos decir que nuestros hijos ahora también son hijos de Dios”.

                La invitación para participar en todas las actividades de este fin de semana está hecha. “Los esperamos a todos. Queremos  que se sume no sólo la gente de Villa Inca y La Karina, sino también la que vive en los alrededores. Y  lo más importante: les pedimos que por favor nos ayuden a rezar por estas misiones”, concluye Fernando Gana.

A %d blogueros les gusta esto: