diciembre 3, 2021

Incautan 135 cilindros ilegales de oxígeno y otros gases en Santiago y San Fernando

Culminando la primera quincena de este mes, gracias a dos acciones judiciales ejecutadas por INDURA -firma chilena de gases medicinales e industriales del Grupo Air Products- junto a la Policía de Investigaciones (PDI) y a Carabineros, se incautó un total de 135 cilindros de oxígeno y otros gases, apropiados indebidamente y que han sido receptados en Santiago y San Fernando, en las regiones Metropolitana y de O’Higgins, respectivamente.

Fue la Brigada de Investigación Criminal (Bicrim) de Cerrillos la que llevó a cabo la diligencia policial en las instalaciones de la empresa Setecsi, la que de manera indebida tenía en su poder 123 cilindros de INDURA, algunos vacíos y otros llenos y con sellos de carga de una empresa distinta a la propietaria de los cilindros (INDURA) y que contenían oxígeno y otros gases, como argón y acetileno. En paralelo, Carabineros de la 1ª Comisaría de San Fernando incautó otros 12 cilindros vacíos -de gases como nitrógeno y argón – en dependencias de la firma BYS, que los mantenía en tenencia ilegítima.

El gerente de Negocios de INDURA, Leonardo Díaz, explica que “no es primera vez que nos encontramos con la tenencia ilegítima y el mal uso de nuestros cilindros para distribuir gases medicinales y especializados en empresas no autorizadas. De hecho, en mayo pasado un allanamiento permitió la recuperación de 500 cilindros y anteriormente, en 2020, recuperamos una cantidad similar; por lo tanto, en un año y medio hemos incautado casi mil 140 unidades”. “El procedimiento actual se generó producto de que estas empresas tenían en su poder y sin un título legítimo, cilindros que utilizaban para ser cargados con gases; además, sin contar con la garantía de seguridad de INDURA, con el riesgo que esto implica para los usuarios y con el perjuicio económico que genera para nuestra compañía”, precisa.

Por su parte, el comisario de la 1ª Comisaría de San Fernando, capitán Eduardo del Río, comenta que “invitamos a la comunidad a poner atención a la adquisición de estos elementos en lugares no certificados para su venta y distribución, por razones ligadas a que personas inescrupulosas adulteran los contenidos y esto podría significar un potencial riesgo para la salud, además de poder generar situaciones de peligro en inminentes incendios u otras calamidades con consecuencias trágicas; por lo tanto, siempre el llamado es a cooperar y denunciar este tipo de malas prácticas”.

Complementando esto, el ejecutivo de INDURA agrega que “gracias al trabajo junto al Ministerio Público se ha podido dar con empresas que usan bienes ajenos y, además, no cumplen con las debidas medidas de seguridad que requieren este tipo de productos para su correcta distribución y uso seguro por parte de los usuarios”. Estas situaciones, “no sólo constituyen una competencia ilegítima y desleal, sino que también acarrean riesgos serios para la integridad de quienes manipulan los cilindros y generan gravísimas consecuencias en la crisis sanitaria que todavía no culmina, en la cual es esencial para nosotros -como actores claves para la red asistencial-, contar con total disponibilidad de nuestros envases vacíos, a fin de poder suministrar oportunamente a hospitales y clínicas en todo el país”, enfatiza Díaz.

A %d blogueros les gusta esto: