septiembre 25, 2022

Globos del comercio informal podrían ser inflamables al suplir el helio por gases de menor costo

Se acerca el Día del Niño, una celebración en la que los ‘reyes’ y ‘reinas’ de la casa son agasajados con salidas en familia, regalos y juegos. Entre los favoritos de la jornada, destacan los famosos globos inflados con helio, de los que más allá del colorido y alegría que despiertan en los más pequeños, es importante informarse correctamente sobre su manejo.

En este contexto, Eladio Romero, product manager de Gases en Air Products-Indura, entrega algunos tips para que todos puedan disfrutar con tranquilidad de tan esperada celebración. Según el especialista, es importante saber que “el helio es un gas seguro, ya que al ser de naturaleza inerte, no reacciona con nada; por lo tanto, no es inflamable”. “La recomendación principal es no comprar globos en el comercio informal, ya que la mayoría de ellos aparentan estar inflados con helio, pero usualmente lo están con gas natural o con hidrógeno, el que se consigue a partir de una reacción química de bajo costo y que permite que floten. Esos gases sí son altamente inflamables”, advierte.

Asimismo, aclara que “los globos inflados con helio son totalmente inofensivos y sólo como medida preventiva es importante que al manipularlos, sea siempre en ambientes ventilados y no en lugares herméticamente cerrados, para que haya regeneración de aire y se evite cualquier tipo de problema”.

Por otro lado, todo un clásico son las voces agudas como de ardilla, que es posible conseguir al aspirar helio. Según Romero, “la voz aguda se obtiene por exceso de helio en las vías respiratorias y el consejo es no abusar de esa práctica”, puesto que puede provocar  síntomas como dolor de cabeza, desmayo o náuseas, ya que “el helio reemplaza la tasa de oxigenación”, argumenta, agregando que también puede ser más riesgoso en casos de personas que cuentan con alguna condición particular basal de salud como, por ejemplo, asma u otra enfermedad respiratoria.

El experto en Gases de Air Products-Indura comenta que a nivel general, al reventarse un globo, éste desprende pedacitos los que podrían proyectarse hacia zonas delicadas como ojos, oídos y garganta; por tanto, “nunca deben reventarse cerca de la cara de otra persona, independientemente si están inflados con helio o con aire”, recomienda.

Así, si se consideran todos estos consejos, es totalmente posible disfrutar del Día del Niño con color, risas y diversión de manera segura.

A %d blogueros les gusta esto: