septiembre 21, 2021

El Parlamento Europeo aprobó que las compañías digitales vigilen los correos y chats para combatir el abuso sexual infantil

INTERNACIONALES

 

Los diputados votaron a favor de las normas temporales para los proveedores de internet, que tendrán acceso por tres años a los contenidos de los usuarios

Los eurodiputados aprobaron este martes un reglamento temporal para que los proveedores de servicios web puedan revisar los contenidos digitales para combatir el abuso sexual infantil en las redes.

El proyecto fue aprobado con 537 votos a favor, 133 en contra y 24 abstenciones “para proteger más eficazmente a los menores del abuso y la explotación sexual al utilizar servicios de correo electrónico, chat y mensajería”, indicó el comunicado de la Cámara, que destacó un contexto de “aumento preocupante del material” de abusos a los niños en internet, exacerbado por la pandemia

El acuerdo deroga por tres años el artículo que protege la confidencialidad de las comunicaciones y los datos de tráfico, aunque el plazo se reducirá si se logra aprobar un reglamento permanente en la lucha contra la pornografía infantil.

Según la norma, los proveedores de mails, chats y mensajes podrán seguir detectando, denunciando y retirando contenidos de abuso sexual infantil en internet, aunque no estarán obligados a ello. “Deberán utilizar tecnologías lo menos intrusivas posibles para la privacidad”, indicó el Parlamento. El reglamento no será aplicado para las comunicaciones de audio.

Puede que no sea perfecto, pero es una solución viable y temporal para los próximos tres años. Ahora necesitamos urgentemente que la Comisión proponga una solución a largo plazo inspirada en las salvaguardias de protección de datos de las normas temporales y que, además, haga que el escaneado de las comunicaciones privadas sea más específico”, declaró tras la votación la diputada Birgit Sippel (alemana, socialdemócrata), y resaltó la necesidad de prevenir más eficazmente a este “crimen horrible” y ofrecer un mejor apoyo a los supervivientes.

A su vez, otros legisladores insistieron en establecer procedimientos y mecanismos de recurso adecuados para que las personas puedan presentar denuncias si consideran que sus derechos han sido violados.

En ese sentido, la oposición de los representantes que votaron en contra se hizo sentir. “Los empleados del Correo no abren tus cartas privadas para ver si envías algo censurable. La misma regla debería aplicarse en Internet. Sin embargo, lo que hará esta excepción es un daño irrevocable a nuestro derecho fundamental a la privacidad”, expresó Marcel Kolaja, vicepresidente de la cámara y representante checo miembro del Grupo de Los Verdes/Alianza Libre Europea.

Patrick Breyer, diputado alemán de la misma agrupación, expresó: ”La adopción del primer reglamento de la UE sobre vigilancia masiva es un día triste para todos los que dependen de las comunicaciones y el asesoramiento libres y confidenciales, incluidas las víctimas de abusos y las fuentes de la prensa. El reglamento asesta un golpe mortal a la confidencialidad de la correspondencia digital (…) El enfoque correcto sería, por ejemplo, intensificar las investigaciones encubiertas de las redes de pornografía infantil y reducir los retrasos de años en la tramitación de las búsquedas y las evaluaciones de los datos incautados “.

Los contenidos en línea relacionados con el abuso sexual infantil se detectan mediante herramientas específicas que escanean el contenido, como imágenes y texto, o los datos de tráfico. Para analizar el material audiovisual, se usa tecnología de funciones de resumen (”hash), mientras que para el texto se usan sistemas de inteligencia artificial.