septiembre 28, 2021

Concejal Daniel Domínguez emplaza a parlamentarios de la zona por congestión vehicular en Melipilla.

Para el concejal, la administración municipal no puede quedarse solamente en los oficios, sino que se debe exigir mucho más a la empresa responsable de los trabajos, emplazando incluso a los representantes del distrito.

 

En los últimos meses, la calidad de vida de las y los vecinos de la comuna de Melipilla, se ha deteriorado de manera considerable. Lo anterior, debido a los trabajos que se han realizado en diferentes calles de la ciudad, situación que, si bien es cierto es tremendamente necesaria, debe realizarse considerando las precauciones y resguardos para los habitantes.

 

Por ello, el concejal de la Ilustre Municipalidad de Melipilla, Daniel Domínguez, hizo un emplazamiento directo a los diputados y diputadas que representan a la comuna en el Congreso Nacional, para que en conjunto, se tomen medidas más drásticas, que obliguen a la empresa FV Conpax, a mejorar los tiempos.

 

En ese sentido, el concejal Domínguez expuso que “es impresentable lo que sucede con el tránsito en nuestra ciudad. Estamos abusando de la paciencia y el tiempo de las y los vecinos, los que día a día pierden horas valiosas en “tacos”, producto de la inoperancia e indolencia de la empresa. El principal fiscalizador es el MOP, quien realizó la licitación. Desde las Direcciones de Tránsito y Obras del Municipio, se ha hecho lo posible por aminorar los efectos negativos de los trabajos, pero la empresa solo vela por sus intereses”.

 

Para Domínguez, los oficios presentados por la administración local “parecen no ser suficientes, y se deben tomar medidas más drásticas, por lo que nuestros parlamentarios se deben sumar a esto y presionar a Obras Públicas para que la empresa apure los trabajos y no hagan caso omiso a las solicitudes de los gobiernos locales”.

 

Lamentablemente, para Daniel Domínguez, “mientras el Estado no piense más en las personas y menos en las empresas, seguiremos sufriendo. En las comunas con más recursos, las constructoras trabajan sobre horarios, en las noches, los fines de semana, etc, y el impacto para los vecinos, se minimiza. Debemos pedir a los parlamentarios para que se la jueguen un poquito más por nuestra ciudad”.