Abuelita se quitó la vida con el cinto de su bata

El hecho quedó al descubierto cerca de las 20.30 horas de la noche del lunes pasado, cuando J. G. Q., mayor de edad, fue al domicilio de su tía ubicado en calle Hurtado, con la finalidad de saber sobre su salud.

Una vez en el lugar y al ingresar a la casa, se encontró con un desolador panorama al ver a su tía que yacía sin vida colgando del cuello, utilizando como vínculo, el cinto de la bata de levantarse que ató a la baranda de la escalera de acceso al segundo piso.

El hombre al ver que su tía,  identificada como María Queiruga Gordon, de 85 años de edad, se había suicidado, dio cuenta a Carabineros de la 24° Comisaría de Melipilla, quienes se trasladaron al lugar para verificar la denuncia y adoptar el procedimiento de rigor correspondiente.

Mientras que detectives de la Brigada de Homicidios de la PDI, llegaron al lugar con la finalidad de realizar los peritajes de rigor, descartando en primera instancia, la posible participación de terceras personas, indicando que la muerte de la anciana, la que según su sobrino padecía de una fuerte depresión, fue producto de una asfixia por ahorcamiento del tipo suicida.

El cuerpo de la anciana fue levantado y remitido al Servicio Médico Legal, mientras que los antecedentes del lamentable hecho, fueron puestos a disposición de la justicia.