Vocera de la Suprema rechaza propuesta que busca evaluar a jueces y advierte que pretende «cesar» a los magistrados

Los convencionales del PC, Ericka Portilla y Hugo Gutiérrez, presentaron ayer una propuesta para crear una «Comisión de Evaluación» de los ministros de la Corte de Apelaciones y Corte Suprema, para incluirla en la propuesta de una Carta Magna. Frente a ello, la ministra y vocera del máximo tribunal, Ángela Vivanco sostuvo que la medida busca sólo «cesar» a los magistrados. «Va en contra de lo que nosotros hemos mencionado como los grandes principios del Poder Judicial, porque esta no es una propuesta que va preocupándose de evaluar a los jueces en su desempeño, sino que es una propuesta que va destinada al principio del proceso se evaluar a los ministros de las Cortes de Apelaciones y Suprema, para determinar si se quedan o se van», manifestó la magistrada.

Bajo ese contexto, la ministra reiteró en Radio Universo, que la propuesta no busca revisar el desempeño de los jueces, sino que está «destinada a cesar a una gran cantidad de ministros y no evaluarlos en el tiempo, que es una cosa distinta. Entonces, es una situación compleja, pero nosotros estamos esperando cómo se desarrolla, porque esto no puede transformarse en un debate y no sobre reaccionar».

En esa línea, la ministra Ángela Vivanco negó que la Corte Suprema tenga intenciones de intervenir en la Convención, ante las acusaciones realizadas por algunos convencionales, luego de que desde el máximo tribunal del país rechazaran la aprobación de una propuesta que busca limitar el periodo de los jueces en ejercicio a 8 años.

«Aquí no tenemos ningún afán de intervención y coerción, ni ninguna amenaza o cosa parecida, y creo que los que lo han mirado así, no lo han mirado bien y no se han dado cuenta del sentido de esta comunicación con la Corte Suprema», sostuvo Vivanco.

La magistrada explicó que el documento, mediante el cual ella y otros ministros de la Corte Suprema demostraron su rechazo a las medidas impulsadas por la Convención Constitucional en materia judicial, argumentando que «ponen en riesgo la independencia e inamovilidad de los jueces», buscaba entablar una conversación con el pleno que fue «mal mirada» por algunos convencionales.

«Respecto a que este tipo de comunicaciones son las que justifican cambiar a los jueces o cosas por el estilo, bueno significa entonces que las personas que hacen estas declaraciones pretenden que los jueces sean timoratos y que no tengan nada que decir frente a un tema tan importante como es la administración de justicia del país, hay desconocimiento de la labor de los jueces», señaló.

«En Chile, la tradición que se ha seguido y en el 99% de los países de Iberoamérica es que los jueces son nombrados, entonces no solo afecta a la situación del juez particular, sino que cambia la visión sobre adjudicatura, y por supuesto que la politiza, porque el juez se transforma en un candidato, es un juez que tiene que mirar muchas cosas para determinar cómo va a actuar», sentenció Vivanco.

A %d blogueros les gusta esto: