Reciclaje: Una oportunidad de negocios para las mujeres Prodemu

  • Gracias a los talleres formativos que imparte la Fundación para la Promoción y Desarrollo de la Mujer, las emprendedoras de la Región Metropolitana han potenciado sus ideas de negocios.

El mercado del reciclaje ha sido una gran oportunidad de negocio para muchas mujeres, dada la amplia gama de materiales con el cual se puede trabajar para conseguir diversos productos, desde artesanías, bolsos, bisutería y muebles.

El trabajo que realiza Prodemu a través de las Rutas de Aprendizaje, fue un pilar fundamental para las mujeres que se atrevieron a emprender en este naciente mercado. Gabriela Jaña participó en la Escuela Ecológica de Prodemu, donde aprendió a trabajar diversas técnicas y, creó su pyme “Decolulú”. Comercializa eco-accesorios como bananos, bolsos y delantales, todo a partir de la reutilización textil.

“Lo más difícil fue creerme el cuento”, confirma esta emprendedora de la comuna de El Bosque, quien vio en el reciclaje una segunda oportunidad para sí misma. “Mi emprendimiento soy yo. Prodemu ha sido de gran ayuda para salir adelante, incluso pude terminar mi enseñanza media gracias al programa Cumpliendo un Sueño, también de la Fundación”.

Liliana Herrada incursionó en el mundo del reciclaje en el 2000, reutilizando los residuos generados en su hogar como papel, cajas de huevos y como botellas plásticas para dar vida a diversos artículos decorativos disponibles en tu tienda digital “Reciclar arte”.

Esta emprendedora de la comuna de Melipilla explica que “el apoyo de Prodemu fue el puntapié inicial para poder proyectar mi emprendimiento, me capacité en mi desarrollo personal en los talleres de formación de la Ruta del Emprendimiento, desarrollé mi autoestima y empoderamiento, y aprendí sobre gestión de negocios, contabilidad, financiamiento, entre otros”.

María Isabel Gonzáles vive en Talagante y llegó a Prodemu hace cinco años con su idea de negocio en desarrollo, elabora pouff o tarubetes con neumáticos reutilizables, los que están disponibles a pedido en “Kiosko Paicavi”. Con el aprendizaje que obtuvo en las sesiones formativas logró impulsar su emprendimiento. “Gracias a Prodemu pude mejorar mi autoconfianza y me empoderé para dar a conocer mis productos”.