Rafael Correa llegó a Venezuela mientras que la Corte Nacional de Ecuador recurrió a la Interpol para ubicarlo

El ex presidente de Ecuador Rafael Correa llegó a Venezuela este viernes, según informó EVTV Miami y replicaron distintos medios de comunicación venezolanos. El portal estadounidense publicó un video en el que se ve al ex mandatario ecuatoriano recibido por una persona en Caracas.

“Bienvenido a nuestra ciudad capital, su casa. Venezuela, Caracas. Cuna de nuestro libertador Simón Bolívar y Francisco de MirandaQue Dios los ampare. Bienvenidos. ¿Cómo estamos? Gusto de saludarlos”, manifestó la persona que le dio la bienvenida a Correa y a una mujer que estaba a su lado.

Hasta el momento, se desconoce la agenda de Correa en Venezuela y los motivos de la visita reportada por el portal de Miami.

En tanto, la Corte Nacional de Ecuador, el máximo tribunal del país latinoamericano, recurrió en las últimas horas a la Interpol en Quito para ubicar al ex presidente, condenado a ocho años de cárcel por cohecho en el Caso Sobornos.

A través de un oficio judicial, al que ha tenido acceso el diario ecuatoriano El Comercio, el juez Walter Macías “dispone oficiar al jefe de la Unidad Nacional Interpol Quito a fin de que informe sobre la ubicación” del ex presidente y de cuatro ex funcionarios y tres empresarios sentenciados también por cohecho en el marco del Caso Sobornos.

El magistrado, que también ha solicitado al organismo internacional que proporcione “documentación” sobre los movimientos migratorios de los condenados, detalló que este procedimiento es un paso previo a la extradición.

La petición del juez Macías tiene lugar tres meses después de que la Interpol negara un requerimiento de “alerta roja” contra el ex jefe de Estado.

Correa, que siempre defendió su inocencia y denunció estar siendo víctima de una persecución política, fue condenado el 7 de abril de 2019 a ocho años de prisión por el Tribunal Nacional de Justicia de Ecuador al considerar que era culpable de un delito de cohecho.

El ex presidente ecuatoriano, en cuya condena estaba también una inhabilitación de 25 años para cargos públicos, fue condenado junto a otras 16 personas, algunas de las cuales habían formado parte de su Gobierno.

Según la Fiscalía de Ecuador, entre 2012 y 2016, varios funcionarios del Estado, así como empresarios privados, formaban parte de una trama corrupta en la cual se facilitaban contratos de obras públicas a cambio de dinero.