Principal candidata presidencial opositora de Nicaragua denunció que el régimen de Daniel Ortega busca evitar su postulación

Cristiana Chamorro, aspirante a la presidencia de Nicaragua, corre el riesgo de quedar fuera de los comicios de noviembre tras una acusación de lavado de dinero que podría impedirle afrontar al mandatario Daniel Ortega si éste decide presentarse a las elecciones, tal como se prevé.

Chamorro, de 67 años, rechaza esas acusaciones y busca la unidad de la oposición para derrotar en las urnas a Ortega, como hizo su madre Violeta al frente de una coalición en 1990.

“Nací en un hogar ligado al periodismo independiente y de oposición a cualquier tipo de dictadura, opresión o corrupción. En ese tiempo era contra la dictadura de los Somoza (que gobernó desde 1937 hasta el triunfo de la revolución en 1979). Mi decisión de decirle sí a Nicaragua y de servirle al pueblo nace precisamente por la construcción de otra dictadura, que es la de Ortega”, declaró en entrevista con la agencia AFP.

“El pueblo volvió a decir basta ya de dictaduras, como lo hizo cuando Somoza, después contra los sandinistas en [las eleciones de] 1990. Y en 2018 la población se lanzó espontáneamente a las calles a protestar y pedir elecciones libres… y un adelanto de las elecciones. La respuesta de Ortega fue disparar a matar a los manifestantes. Desde entonces, Nicaragua vive un estado de sitio de hecho”, agregó.

El 21 de mayo, la Fiscalía abrió una causa contra la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH), que Cristiana dirigió entre 1998 y febrero de 2021, por presunto lavado de dinero en el periodo 2015-2019. Si la enjuician, la ley nicaragüense no le permite postular a cargos electorales.

El régimen de Daniel Ortega impulsa juicios contra los candidatos presidenciales que buscan competir en las próximas elecciones (EFE/Jorge Torres)El régimen de Daniel Ortega impulsa juicios contra los candidatos presidenciales que buscan competir en las próximas elecciones (EFE/Jorge Torres)

Al menos seis periodistas fueron citados por el Ministerio Público (fiscalía) en Nicaragua en el marco de una investigación contra la aspirante presidencial opositora

“Yo no sé de qué me pueden acusar, no sé en calidad de testigo de qué estoy aquí, no sé de qué lavado de dinero hablan”, dijo la corresponsal de Univisión, María Lili Delgado, una de las citadas, y a quien le avisaron que pueden volver a convocarla.

La citación “urgente” le fue enviada el lunes pasado a Delgado, a la periodista Verónica Chávez, copropietaria del medio digital 100% Noticias; a Roberto Cárcamo, de ABC stereo; y al empresario Fabio Gadea, propietario de Radio Corporación, una de las más antiguas del país.

Además se citó a los periodistas Lourdes Arróliga Guillermo Medrano, que trabajaban en la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH), que cerró operaciones en febrero afectada por una ley que exigía reportar la recepción de fondos recibidos del exterior y declararse como agente extranjero.

Fuente: Infobae.com