Positivo balance de primer sistema frontal y anuncian temperaturas bajo cero para este fin de semana

7,6 milímetros de agua caída registró la Dirección Meteorológica de Chile en Talagante durante el primer sistema frontal de esta semana que afectó con precipitaciones a nuestra zona.  Sin embargo, a pesar de las escasas lluvias registradas, de todos modos se produjeron algunos inconvenientes en la provincia de Talagante, principalmente por la caída del sistema de distribución de energía eléctrica, como lo señaló José Loyola, Jefe de Emergencia de la Gobernación Provincial de Talagante, quien realizó un breve análisis de lo ocurrido en la cinco comunas.

“El balance que tenemos es bastante favorable.  Las lluvias que hemos tenido, a pesar de que han sido una poca cantidad, no han producido mayores problemas ni percances en las viviendas ni daños a personas.  Las cinco comunas que hemos estado monitoreando durante la semana han tenido solamente algunos cortes de energía eléctrica, que no han sido mayores a dos horas y media, producto de que las primeras lluvias siempre producen este decanto de sedimento, de ramas que van quedando en los árboles y caen al sistema eléctrico, provocando corte de circuito.  Por lo tanto, generalmente, ya las primeras lluvias son bastante complejas respecto del sistema eléctrico dada esta situación”, argumentó José Loyola.

Seguidamente, encargado provincial de emergencia indicó que para las últimas horas de ayer y durante la presente jornada se espera un segundo sistema frontal que trae precipitaciones a esta zona de la Región Metropolitana.  “Seguimos esperando tener lluvias durante esta semana, en baja cantidad, los montos que tenemos proyectados para este jueves son máximo de 4 milímetros y para mañana –hoy viernes- se nos viene una lluvia un poco mayor, pero de intensidad débil, la cual podría dejar una cantidad de 10 milímetros como máximo de precipitaciones en nuestra provincia”, precisó el funcionario de la Gobernación Provincial de Talagante.

En tal sentido, José Loyola instó a la población a realizar labores de prevención del ingreso del agua a los domicilios durante los periodos en que no hay lluvias.  “El llamado que hacemos, como siempre, es a la precaución, aprovechar estos momentos de calma, en que no tenemos lluvias para que las personas en sus hogares puedan verificar que los sistemas de decantación de aguas lluvias estén aptos, que no estén obstruidos por hojas, por sedimentos, por elementos que muchas veces puedan generar que las aguas lluvias ingresen a los domicilios”, sostuvo Loyola.