Municipalidad de Melipilla rechaza la toma de terrenos en el cerro El Sombrero

La Municipalidad de Melipilla rechaza la toma de terrenos en el cerro El Sombrero, donde un grupo de personas ha levantado cercos demarcatorios e instalado un campamento desde el 28 de septiembre. Así como otros intentos por ocupar lugares cercanos que han ocurrido recientemente, protagonizados por otras familias.

 

Los terrenos afectados por esta usurpación son de propiedad privada, por lo cual corresponde a sus dueños custodiarlos adecuadamente y denunciar cualquier infracción a la ley que les afecte. Asimismo, es responsabilidad de las policías actuar frente a delitos flagrantes y del Gobierno garantizar una adecuada respuesta policial ante estos hechos.

 

En este sentido, cabe destacar que el propietario del lugar donde se ubica la toma realizó la denuncia ante Carabineros de Chile y presentó una querella por el delito de usurpación, ante los tribunales respectivos.

 

A la Municipalidad de Melipilla no le corresponde garantizar el orden público, ni actuar ante la consumación de delitos. No obstante, en uso de sus atribuciones legales, ha oficiado en dos ocasiones al Delegado Presidencial sobre este problema, requiriendo que actúe en concordancia a la norma y tienda puentes con el SERVIU para encontrar soluciones. Sin embargo, a nosotras nos ocupa la política habitacional y entendemos que a nivel nacional es una política precaria, por lo que requiere de un trabajo profundo para garantizar la vivienda digna, no sólo en Melipilla, sino también, en todo el país.

 

Nuestra gestión no apoya la toma de terrenos. En principio, porque constituye un delito y, por tanto, expone a quienes la ejercen a consecuencias penales. También, porque el lugar donde se instala este campamento es una zona de riesgo, expuesta a rodados y deslizamiento del suelo. Además, porque mantiene a las personas en condiciones que no se corresponden con una vida digna: con falta de agua potable, por ejemplo, lo que es especialmente preocupante por la presencia de niñez y personas mayores. Finalmente, porque este sector ha sido declarado parque y organizaciones de la comuna han trabajado durante años en su reforestación y cuidado.

 

La Municipalidad seguirá monitoreando de forma permanente esta situación, velando por el bienestar de todas las personas de la comuna y propiciando instancias de diálogo y trabajo colaborativo que contribuyan a un pronto final de la mencionada ocupación.