diciembre 1, 2021

Más asistencia técnica a través del PDTI de INDAP para agricultores Diaguitas de Alto del Carmen

 

 

Una nueva unidad operativa del Programa de Desarrollo Territorial Indígena (PDTI) comenzará a funcionar en Alto del Carmen tras la firma de un convenio entre INDAP y este municipio de la provincia de Huasco, en la región de Atacama. La instancia atenderá a 52 pequeños agricultores del pueblo Diaguita, quienes accederán a asesoría técnica, capacitación e inversiones para el fortalecimiento de las múltiples actividades productivas que desarrollan, generando mayores ingresos para mejorar la calidad de sus vidas y de sus grupos familiares.

 

El convenio comienza sus operaciones de manera inmediata y tendrá una extensión de cuatro años. Durante 2021 contará con un presupuesto de $48.501.832, recursos que serán destinados a asesorías técnicas, mesas de coordinación e inversiones y capital de operación. Los rubros productivos que se desarrollan en Alto del Carmen y que el PDTI reforzará son crianza de caprinos, frutales, hierbas medicinales y emprendimientos de turismo rural.

 

El director nacional de INDAP destacó que con la firma de este convenio se implementará un nuevo módulo del PDTI que atenderá a comunidades del pueblo Diaguita, uno de los 10 pueblos originarios reconocidos por el Estado de Chile. “A ellos los estamos incorporando al PDTI, un programa que les entrega la posibilidad de acceder a asistencia técnica para mejorar las prácticas de sus cultivos y la crianza de su ganado caprino. También les permite acceder a capital de trabajo y recursos para inversiones”, detalló. 

 

Carlos Recondo subrayó que este grupo de pequeños productores diaguitas se transforman en usuarios de INDAP y como tales podrán “acceder a todos los instrumentos institucionales, incluidos los programas de mejoramiento de suelos y de riego”. Declaró su satisfacción porque “nuestros programas territoriales lleguen a todos los lugares donde están los pueblos originarios; recibimos con los brazos abiertos a comunidades del pueblo Diaguita para que se incorporen al PDTI y reciban los beneficios que el Estado, a través del ministerio de Agricultura e INDAP, pone a su disposición para mejorar las condiciones de vida de ellos y de sus familias”.

 

Este nuevo acuerdo es parte de los lineamientos estratégicos de INDAP y su trabajo con los Pueblos Originarios de nuestro país. Su objetivo es fomentar la participación, el desarrollo de capacidades productivas de productores agrícolas, la promoción de un desarrollo sustentable, la articulación de acciones con la red pública y privada, además de facilitar el acceso a financiamiento, capacitación y asesoría especializada a este segmento de productores de la Agricultura Familiar Campesina. Asimismo, busca el fortalecimiento de las diferentes estrategias de la economía que cada pueblo originario desarrolla en base a las actividades silvoagropecuarias y conexas, a partir de su propia visión de desarrollo y la inclusión de las familias, comunidades y otras formas de organización.

 

Este es el segundo acuerdo que permite el funcionamiento de una unidad del PDTI en la región de Atacama. Anteriormente, en 2015, se firmó un convenio para la operación de un módulo en la comuna de Diego de Almagro que atiende a 20 usuarios del pueblo Colla, principalmente crianceros caprinos y productores de hortalizas.

 

Yajaira Villegas, en representación de su padre Ibar, un pequeño productor agrícola diaguita que se incorporará a este nuevo módulo PDTI, comentó que “él tiene animalitos, tiene cabritas, y en estos años malos le ha tocado difícil; con esta ayuda se ha podido salir adelante”, destaca. Sobre la nueva unidad PDTI en la comuna dice que “es bueno que lleguen estas cosas a la comuna”.

 

El Administrador Municipal de Alto del Carmen, Jorge Villar destacó la importancia de este convenio de colaboración que permitirá a “los productores del pueblo diaguita poder incorporarse al desarrollo agrícola y a todos los programas del INDAP dentro de la región. Podrán mejorar sus riegos y plantar otras variedades de productos que en estas zonas se dan como primores”. Agradeció el trabajo colaborativo con INDAP porque ha sido clave en el desarrollo agrícola que la comuna muestra durante los últimos años.

 

Más tarde, el director nacional de INDAP se trasladó hasta el sector El Tránsito de esta comuna para visitar la Viña Armidita, reconocido emprendimiento familiar encabezado por Sandra Ramírez. Durante la emergencia provocada por las lluvias extemporáneas en enero de 2020 vio afectados sus viñedos: el deslizamiento de tierra destruyó parte del predio y provocó deterioros que perjudicaron la producción y comercialización de sus productos. Gracias al apoyo del Programa de Riego Asociativo (PRA) y junto a otros pequeños regantes de El Tránsito, recompusieron el canal de regadío del que es usuaria. En 2021 recibió recursos de INDAP que le permitieron reponer el sistema de riego tecnificado para 1,5 hectáreas de parronales de uva pisquera. Con estos apoyos, Sandra proyecta recuperar los niveles de producción anteriores a la emergencia. También, por medio del Programa de Recuperación de Suelos Degradados, niveló y cercó su predio, tras verse afectado por los deslizamientos de 2020.

 

La Viña Armidita es un proyecto familiar, impulsado por las hermanas Sandra, Cecilia y Lady Ramírez, emblemático en Alto del Carmen y en la región de Atacama. Desde el Valle El Tránsito se han posicionado como un referente nacional en la producción del tradicional pajarete y del pisco artesanal. Sus productos estrella, el pajarete y el pisco artesanal, poseen denominación de origen y es una producción altamente valorada por su calidad, su elaboración y destilado artesanal, herencia transmitida por su padre Gudelio. En 2018, Viña Armidita obtuvo medalla de plata en el concurso Catad’Or Ancestral Wine Awards; en tanto, su pisco ha sido destacado como uno de los pocos de fabricación artesanal o escala humana en Chile con calidad exportable.

A %d blogueros les gusta esto: