Llegó a Uruguay un lote de 50.400 dosis de AstraZeneca

Las vacunas arribaron a través del mecanismo Covax, que ha despertado críticas de varios miembros del gobierno nacional.

 

Hace algunas horas aterrizó en el aeropuerto de Carrasco el avión que trajo a Uruguay otras 50.400 dosis de la vacuna de AstraZeneca. De momento, la sustancia está siendo suministrada en mayores de 60 años, pero el MSP dispuso que se estudie la chance de ampliar el rango, y que personas menores también puedan ser inoculados con ella.

Estas vacunas llegan como parte del mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud, que tantas críticas ha despertado del gobierno. Es que, considerando este lote recientemente arribado, se alcanzan las 98.400 dosis del 1.750.000 que compró Uruguay. Justo es recordar que, con el primer envío de esta sustancia, se inoculó a la población con registros más bajos de población vacunada, como es el caso de Canelones y Salto. Además, se priorizó a los lugares fronterizos, donde la situación es siempre más delicada.

Con este envío, más los programados de Sinovac (más de medio millón durante mayo) y Pfizer, Uruguay llegará a superar la barrera de las 6 millones de vacunas, según los números expuestos por Álvaro Delgado.

“El mecanismo Covax fue un fracaso”

El ministro Daniel Salinas no ha ocultado su descontento por el lento ritmo en que han llegado las vacunas de AstraZeneca. Lo dijo abiertamente hace algunos días en el semanario Puentes, donde se refirió al rol que la OMS ha desempeñado durante la pandemia.

Dijo el ministro de Salud: “En Uruguay ya estábamos manejando el tema del tapabocas mucho antes que la OMS dijera que fuera necesario usarlo, ya lo estamos manejando los grupos nuestros y así lo pensamos. En segundo lugar, yo creo que se quedaron cortos con las estimaciones de lo que iba a ser esta pandemia y la duración. Y tercero, el fracaso del mecanismo Covax para el suministro de vacunas”.

Por si a alguien no le había quedado claro el mensaje, insistió: “Hay que decirlo con todas las letras: fue un fracaso”.