Estremecedora historia de Amalia: adulta mayor dirige el tránsito porque no le alcanza la pensión