El Gobierno de Bolsonaro aclaró que mañana se definirá si Brasil organiza la Copa América

El gobierno de Jair Bolsonaro afirmó la noche del lunes que todavía no está confirmada la realización de la Copa América en Brasil, horas después de que la Conmebol lo anunciara como sede en sustitución de Argentina, y dijo que este martes tendrá “una posición final”.

“Todavía no hay nada cerrado, quiero dejar esto de forma bien clara. Estamos en medio del proceso. Pero no vamos a rehuir la demanda, en caso de que sea posible de atender”, declaró el ministro de la Casa Civil (gabinete), Luiz Eduardo Ramos, desde Brasilia.

Ramos explicó que el gobierno brasileño ha puesto varias condiciones a la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) para la realización del torneo, como que no haya público y que todas los miembros de las delegaciones sean vacunados.

“Ese evento, en caso de que se realice, no tendrá público. Por ahora son 10 equipos, en dos grupos, habrá 65 personas por delegación, todos vacunados. Las sedes serán responsabilidad de la CBF. De acuerdo con la elección de las sedes, ellos consultarán con los estados”, declaró el ministro. “Mañana (martes) tendremos una posición final”, declaró el ministro.

Fotografía aérea tomada con un drone que muestra el estadio Maracaná en Río de Janeiro (: EFE/Antonio Lacerda)Fotografía aérea tomada con un drone que muestra el estadio Maracaná en Río de Janeiro (: EFE/Antonio Lacerda)

La Copa América había sido postergada en 2020 por la irrupción de la pandemia del coronavirus. El domingo, la Conmebol decidió que la Copa América no se juegue en Argentina debido a la intensa ola de contagios del COVID-19 por la cual el gobierno exigió el cumplimiento de un muy estricto protocolo sanitario.

Hace 10 días resolvió también cancelar la sede de Colombia a causa de un estallido social que completa un mes y deja un saldo a la fecha de al menos 60 muertos. Era la primera vez que el más antiguo torneo de selecciones del mundo se iba a realizar en dos países en simultáneo.

Los manifestantes colombianos expresaron en las calles su descontento con la posibilidad de que su país organizara la Copa América, mientras que en Argentina un sondeo reciente había indicado que el 70% de sus habitantes estaba en contra de recibir el torneo continental.

El presidente argentino, Alberto Fernández, dijo este lunes que le pidió “tiempo” a la Conmebol hasta hoy para analizar la situación sanitaria pero que las “sedes elegidas” están “en alerta epidemiológica”.

Fuente: Infobae.com