Efecto pandemia: Estudiantes de enseñanza media no alcanzaron el 60% de los aprendizajes necesarios

El Diagnóstico Integral de Aprendizajes, realizado para 1,8 millones de estudiantes en los meses de marzo y abril pasados, mostró que los alumnos entre 6° básico y IV medio no alcanzaron los conocimientos mínimos necesarios -pues la medición se hizo sobre el currículum ya priorizado- en lectura y matemáticas.

«En concreto, en lectura ninguno de los cursos alcanzó un 60% de los aprendizajes, porcentaje que en una equivalencia en notas es 4.0. En matemáticas la situación es más dramática, pues ninguno de los niveles superó el 47% y en II medio los estudiantes aprendieron solo 27% de lo proyectado», detalló la Agencia de la Calidad de la Educación.

A los «resultados alarmantes» en las asignaturas se agrega que «a nivel socioemocional, 70% de los niños, niñas y jóvenes dijo tener dificultades para expresar sus emociones».

«Nueve de cada 10 jóvenes de III y IV medio señalaron que el periodo al que no asistieron al colegio los afectó negativamente en su aprendizaje, y el 45% de los niños y niñas de alta vulnerabilidad señaló que les gustaría que los profesores les preguntaran cómo ha sido estar lejos del colegio. La cifra se acentúa en los escolares de 4° básico, donde llega a un 71%», agrega el informe.

Los resultados de cada diagnóstico se tradujeron en informes que ya fueron entregados a cada colegio, detallando » a nivel de curso y estudiante en qué condiciones llegaron los alumnos al iniciar el año académico 2021″.

«Estamos ante un terremoto educacional y las réplicas se pueden sentir por años. En las crisis hay gente que se paraliza y gente que actúa, y acá necesitamos actuar todos, juntos, para devolverle a los niños los aprendizajes que perdieron el año pasado y las herramientas formativas que no han podido desarrollar, porque ya no tenemos un segundo que perder», consideró el ministro Raúl Figueroa.

El secretario ejecutivo de la Agencia de Calidad de la Educación, Daniel Rodríguez, dijo que «los resultados son preocupantemente bajos a partir de sexto básico. Si uno considerara el 60% como aprobación o una nota, esto no está hecho así pero es una manera de explicarlo, uno podría considerar que sólo hasta sexto básico los alumnos debieron haber sido promovidos el año anterior. Y séptimo, octavo, primero, segundo y tercero medio no tienen el nivel de aprendizaje que se esperaba para pasar de curso el año anterior. Esto es tremendamente grave».

«Aquí se refleja un drama aún más grande que es conocido, pero no por eso menos preocupante, que es la enorme brecha entre escuelas de alta vulnerabilidad y los de baja vulnerabilidad. El panorama no es positivo para las colegios de baja vulnerabilidad, con recursos (…). Si vemos la brecha e hiciéramos el ejercicio de convertir a nota estos porcentajes los colegios vulnerables tuvieron nota 3,2 y los no vulnerables 4,2», añadió. 

Enseña Chile: «el sistema tradicional no resiste más»

A juicio de Francisco Contreras, director del programa Colegios Que Aprenden, de la ONG Enseña Chile, «este resultado es simplemente otra evidencia más de que el sistema educativo tradicional, que veníamos arrastrando con malos resultados desde antes de la pandemia, no resiste más; no estaba preparado para un remezón tan significativo como una pandemia».

«Otro resultado indirecto del diagnóstico son todos los colegios que no participaron: cerca de 7.000 más que no tienen esta información para poder planificar su año 2021», agregó.

En este marco, Contreras señaló que «lo que amerita ahora es sentarse a discutir cuál es la educación que sí queremos. Hay que planificar el resto del año y los años en adelante considerando este retroceso o este nuevo avance en progreso educativo, pero (hay que analizar) qué es lo que sí queremos lograr con los estudiantes. Hay colegios que priorizan el área socioemocional, por ejemplo, y eso no se ve reflejado en este diagnóstico, y quizás sería interesante abordarlo desde esa dimensión».