septiembre 21, 2021

CESFAM DR. FCO. BORIS SOLER CONMEMORA MES DE LA LACTANCIA MATERNA

Con el objetivo de relevar la importancia del amamantamiento desde los primeros instantes de la vida de un recién nacido, el Departamento de Salud de la Corporación Municipal ha desarrollado una serie de iniciativas para unirse a la conmemoración del Mes de la Lactancia Materna.

 

Para este efecto, los diversos Centros de Salud que componen la Red de Atención Primaria de Melipilla han participado en forma activa de talleres gratuitos, donde se ha entregado una completa cartilla informativa sobre los principales factores positivos, tanto para el recién nacido como para la madre al momento de amamantar, ya sea en el traspaso de nutrientes, anticuerpos para evitar enfermedades y fomento del apego entre madre e hijo.

 

En esta temática el personal del Centro de Salud Familiar CESFAM Dr. Francisco Boris Soler, por intermedio del Nutricionista Juan José Rojas Figueroa resaltó las principales cualidades alimentarias de la leche materna. “Fomentar y potenciar la lactancia materna es el deber de todos es un compromiso social, no solo de Salud sino de la sociedad en su conjunto. En la medida que la lactancia materna significa una enorme ventaja para el desarrollo de nuestros niños y niñas, esta ampliamente documentado y evidenciado que el consumo de leche materna desde el nacimiento le depara al niño aportes significativos en su desarrollo integral desde el punto de vista nutricional, la leche materna le entrega todos los elementos nutricionales en la justa medida que el ser humano requiere para desarrollarse de una manera eficiente.”

 

A esta amplia gama de beneficios de la leche materna, el profesional, señaló que entre las más importantes está la protección inmunológica que le ayudará a enfrentar de mejor manera los agentes patógenos y no enfermar. “No solo desde el punto de vista nutricional que es muy significativo, la leche materna es un gran aportador de sustancias que nos fortalece el sistema inmune, nuestro niños y niñas que lacta incorpora en su organismo elementos que potencian sus defensas y por supuesto que lo protegen de infecciones, haciendo posible que este desarrollo sea óptimo. Otro elemento que podemos vislumbrar en la lactancia materna es el aspecto de la relación que se produce entre la madre y el niño o niña, ese apego que es tan fundamental para que nosotros los seres humanos crezcamos seguros y protegidos en un ambiente lleno de amor que se manifiesta por intermedio de ese fluido mágico.”

 

Otro aspecto relevante, manifestó, Juan José Rojas, dice relación con la necesidad de fomentar la lactancia materna directa y no con sustitutos que no suplen su amplia ventaja. “otro aspecto relevante que quisiera destacar es la economía. La leche materna no tiene costo; cualquier fórmula o leche artificial o modificada para que los niños y niñas la consuman en lugar de la leche materna, en primer lugar, aumenta el riesgo de producir alergias, segundo aumenta el riesgo de ser mal preparada y que su concentración no sea la indicada y pudiera generar algún trastorno digestivo en nuestros niños y niñas. También impide que el recién nacido se relacione con la madre y por último estas leches sustitutas son de un alto costo.”

 

Por esta razón, invitamos a toda la población a promover, fomentar y proteger la lactancia materna para que todas las mamás y futuras madres puedan contar con todas las herramientas sociales, políticas y de protección para amamantar a sus hijos e hijas en un ambiente seguro y resaltar los beneficios que otorga la leche materna en los primeros meses de vida, puntualizó el profesional de la salud, lo que estamos promocionando por intermedio de algunas cápsulas y videos que se están proyectando en cada uno de nuestros centros de salud municipal.

 

Importancia de la Lactancia materna.

 

La lactancia materna es la forma natural de alimentación y contribuye con mayor efectividad al desarrollo físico, emocional, intelectual y psicosocial del niño/a, proporcionándole nutrientes en calidad y cantidad adecuados para el crecimiento y desarrollo de sus órganos, especialmente el sistema nervioso.

Pruebas científicas demuestran que si los bebés son amamantados de manera exclusiva durante los primeros seis meses de vida y continúan recibiendo leche materna complementada con otros alimentos durante el año siguiente, es posible reducir en un 13% la mortalidad de menores de cinco años.

La Organización Mundial de la Salud y Unicef (Fondo de Naciones Unidas para la Infancia) recomiendan la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses del recién nacido.

A partir de los seis meses recomiendan seguir amamantando, al mismo tiempo que se va ofreciendo al bebé otros alimentos complementarios, hasta un mínimo de dos años.

(Fuente: Chile Crece Contigo)