Araucanía, DDHH, migración y AC contra Piñera: las definiciones que marcaron el debate presidencial

Conflicto en La Araucanía, Derechos Humanos, una eventual acusación constitucional contra el presidente Sebastián Piñera y la crisis migratoria fueron parte de los temas abordados en el segundo debate presidencial televisado y que fue transmitido por Radio Bío Bío.

Durante la instancia, que nuevamente no contó con la participación de Franco Parisi, se produjeron diversos enfrentamientos, entre ellos los protagonizados por Yasna Provoste (Nuevo Pacto Social) con Sebastián Sichel (Chile Podemos Más) y los de Gabriel Boric (Apruebo Dignidad) con José Antonio Kast (Partido Republicano).

Un extenso debate televisivo enfrentaron entre la noche del lunes y la madrugada de este martes seis de los siete aspirantes al Palacio de La Moneda.

La instancia, organizada por TVN, Canal 13 y MEGA, también fue transmitida por Radio Bío Bío y partió con un mensaje inicial de los candidatos.

Todos coincidieron en lo crucial que serán las elecciones del 21 de noviembre, destacando frases como “Chile en problemas”, “tiempos difíciles” y “país desbordado”, como lo dijo el aspirante del PRO, Marco Enríquez Ominami.

Kast, DDHH y la ONU

Luego siguió el bloque de gobernabilidad donde se le consultó a Kast su posición sobre los Derechos Humanos.

Allí, el exdiputado de la UDI ratificó lo escrito en su programa de gobierno sobre la necesidad de retirarse de las Naciones Unidas.

Tras ello, Kast erróneamente acusó a la organización de no condenar regímenes totalitarios, como Venezuela o Nicaragua, aunque eso sí ha ocurrido – efectivamente – con ambos países (ver link de Venezuela y de Nicaragua).

Además, planteó una reformulación del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), asegurando que no han cumplido con su deber que, a su juicio, es proteger a todos, incluyendo a Carabineros.

La propuesta del republicano generó réplicas disidentes de Boric, ME-O y Provoste.

Piñera

El bloque prosiguió planteando la siguiente pregunta: ¿debe ser destituido el presidente Sebastián Piñera?

Además de ME-O, el más enérgico en apoyar la acción fue Eduardo Artés (UPA), que en varias ocasiones pidió la salida del jefe de Estado, actualmente investigado por delitos tributarios, cohecho y soborno en la compra venta de la Minera Dominga en Islas Vírgenes Británicas.

Araucanía

El líder de Unión Patriótica criticó el Estado de Emergencia que aplicará el gobierno en la macrozona sur y repasó a Kast y Sichel por, en su momento, apoyar a Piñera.

Respecto a la crisis de La Araucanía hubo consenso entre Provoste y Boric de instar a un diálogo encabezado por el Estado.

Por su parte, Kast abogó por invocar la Ley de Seguridad Interior del Estado y la Ley Antiterrorista para combatir a los grupos armados en la zona.

En tanto, Sichel afirmó que la zona ya está militarizada y que es deber del Estado garantizar la seguridad.

Reactivación económica

Sobre la reactivación económica, en el bloque de conversaciones cruzadas, Boric sostuvo que durante su eventual mandato buscará la creación de 500 mil empleos.

De acuerdo al exlíder estudiantil, estos estarán particularmente enfocados en las mujeres e impulsando un plan de inversión verde con el apoyo de capitales extranjeros, además de establecer un sueldo mínimo sobre la línea de la superación de la pobreza.

Migración

Otras de las aristas que abordó el segundo debate presidencial fue el tema de la inmigración.

Allí, Kast insistió en la construcción de una zanja para obstaculizar el ingreso de personas indocumentadas.

En tanto, Sichel apuntó sus dardos a la administración de Piñera, calificando como error su viaje a Cúcuta y sentenciando que “no ha hecho trato humanitario” en la frontera.

Por su parte, Boric reconoció un mejoramiento a su programa de gobierno, que buscaba – primeramente – asegurar vivienda a todo migrante.

Finalmente, Provoste aseguró que se ha instalado una zona de sacrificio en el norte por la falta de acción del Ejecutivo, proponiendo un proceso migratorio ordenado, regular, seguro y digno.

Chispas en el debate

Uno de los cruces más ásperos involucró justamente a la senadora falangista y a Sichel, exmilitante de ese partido.

Todo partió cuando Provoste lo emplazó a contestar si efectivamente había hecho lobby por las empresas cuando se desempeñaba en el sector privado, y en particular en favor de las compañías del gas.

El candidato de la centroderecha intentó evadir dar una respuesta a su consulta, aunque terminó respondiendo que no hay registros que acreditaran lo dicho por la carta DC.

Sin embargo, no fue el único diálogo que sacó chispas en este debate: otro de los enfrentamientos tuvo como protagonistas a Boric y Kast.

El candidato presidencial de Apruebo Dignidad, que incluye al Partido Comunista (PC), le enrostró al republicano un documento que aparentemente evidenciaba la vinculación de Kast como accionista en sociedades de Panamá, lo que fue duramente replicado.

El debate no contó con la presencia de Franco Parisi, que se encuentra fuera de Chile, por lo que no se permitió su participación.