La digitalización del proceso de matrículas es el gran desafío de los próximos meses en educación

  • A contar de este año, bajo la nueva Ley de Inclusión, padres y apoderados ya no inscribirán mediante una ficha y directamente en el colegio de su preferencia a sus hijos, ahora todo se hará en una plataforma virtual

 

Más de 104 mil niños y niñas de las provincias de Melipilla y Talagante vuelven a clases, mañana,tras dos semanas merecidas de vacaciones, retomando así el segundo semestre de un año que trae desafíos, no menores.  Se trata de modificaciones, incluso desconocidas para ellos y para la mayoría de los padres, cuestión que tiene trabajando arduamente al Director Provincial de Educación, Julio Galmes.

“Nosotros tenemos, en el ámbito administrativo, un tremendo desafío que es el sistema de admisión escolar para la puesta en marcha de la nueva normativa que hay sobre lo que antiguamente todos conocían como las matrículas que ahora todo se va a hacer por plataforma”, responde Galmes, al tiempo que se explaya en distintos aspectos que trae consigo esta modificación.  Señala que ya hay toda una organización, capacitación y coordinación para enfrentar el tema, no obstante, hay un dejo de incertidumbre antes del ejercicio práctico.

“No nos olvidemos que hoy día –precisa-, es el apoderado el que en una plataforma de internet generará el proceso, entonces nosotros tenemos que capacitar a las comunidades, llegar a todos lados y ahí tenemos que ver problemas de conectividad, de infraestructura tecnológica, etcétera”.  Añade que de vuelta a clases la labor se concentra en los colegios “para de ahí llegar a los apoderados y vamos a trabajar con los directores, los profesores, para que los apoderados estén empoderados de este derecho que ellos tienen para matricular”.

De todos modos, Julio Galmes señala que la ley debe aplicarse, pero admite que en paralelo a todo este proceso de preparación para su implementación el Ministro de Educación solicitó al Congreso que se aplace la entrada en vigencia de este procedimiento de matrículas por plataforma digital en la Región Metropolitana  -y por tanto en las provincias de Melipilla de Talagante-, en virtud de un estudio de la Universidad de Chile, dado que el 40% de las matrículas que se tramitan en Chile cada año se realizan en esta región.

“Estamos a la espera de ese pronunciamiento del poder legislativo, que para nosotros lo aconsejable sería que se aplazara, pero, no obstante, cuando aplazamos una tarea posponemos un trabajo, pero nosotros no hemos bajado la guardia en esa tarea”, comenta el Director Provincial de Educación, quien informa que el proceso práctico, es decir, la participación de padres y apoderados se desarrollaría entre septiembre y diciembre del presente año, en caso de no prosperar lo solicitado por el Gobierno ante el Congreso.

En el caso particular de las provincias de Melipilla y Talagante, Julio Galmes argumenta que las dificultades que puede presentar el proceso, tienen un matiz respecto de lo que ocurre en Santiago.  “Nosotros tenemos 299 colegios y una matrícula en la jurisdicción que supera los 104 mil alumnos y alumnas, entonces el volumen es bastante grande, pero no nos preocupa tanto el volumen, nos preocupa la dispersión territorial”, precisa, al tiempo que menciona ejemplos, como Alhué y San Pedro.

Concluida la instalación de las nuevas autoridades y su propia gestión provincial, Julio Galmes reitera que el mejoramiento de la calidad de la educación y los desafíos de los establecimientos con bajo rendimiento y este nuevo proceso de matrículas, son los desafíos de hoy.“Si existe el aplazamiento, bien venido sea, porque vamos a tener la ventaja el próximo año de conocer la experiencia”, pero sostiene que se trabaja de todos modos porque como autoridades respetuosas de ley, su rol es implementarla “con nuestra mejor predisposición”.