Temporada de influenza 2020 sería tan severa como la de 2017

Fuente: Emol.com

La subsecretaria de Salud, Paula Daza, entregó este martes las proyecciones de circulación de influenza para el invierno de este año y la preparación que llevan adelante para que nuevos grupos objetivos se vacunen. Según indicó la autoridad, esta temporada está en camino de ser tan severa como la de 2017-2018, que fue la más mortal en al menos una década, «por eso es necesario generar consciencia desde ya».
Las complicaciones de esta enfermedad, explicó, puede llevar a la hospitalización e incluso provocar la muerte.

Ejemplos de las primeras son la neumonía y la bronquitis severa. Asimismo, la influenza también puede ser causa de complicaciones de ciertas enfermedades como el asma y la insuficiencia cardíaca o pulmonar. «Vacunarse todos los años es la mejor manera de disminuir el riesgo de contraer la influenza y evitar contagiar a otros. Por eso es muy importante que las personas, particularmente, embarazadas, lactantes, niños y adultos mayores, se vacunen y no dejen esta acción para última hora», dijo la subsecretaria.

Este año la vacunación contra la influenza partirá la segunda quincena de marzo y la idea es que las personas estén vacunadas antes que termine abril, para lograr la protección necesaria. «Vamos a ampliar el grupo de personas beneficiadas, extendiendo la vacunación a los niños hasta los 10 años y a todas las embarazadas -independiente del mes de gestación- lo que está dentro de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS)», añadió Daza.

«Es por ello que este año compramos cerca de 7 millones de vacunas, lo que implicó una inversión de $16.000 millones», comentó. La vacuna es gratuita para la población considerada de riesgo (embarazadas, adultos mayores de 65, niños hasta los 10 años y enfermos crónicos). Además es segura. Grupos objetivo que se priorizan De acuerdo al Minsal, los grupos objetivo que se priorizan son: personal área de la salud, todas las embarazadas, niños y niñas de edades comprendidas desde los 6 meses y hasta los 10 años (5º año básico), personas de 65 años y más. A ello se suman: Trabajadores de avícolas y de criaderos de cerdos (para evitar la interacción de las cepas de influenza); pacientes crónicos entre 6 y 64 años, portadores de alguna de las siguientes condiciones de riesgo, tales como diabetes, enfermedades pulmonares crónicas, específicamente el asma bronquial, EPOC, fibrosis quística, fibrosis pulmonar de cualquier causa.

También las cardiopatías, específicamente: congénitas; reumática; isquémica y miocardiopatías de cualquier causa y enfermedades neuromusculares congénitas o adquiridas que determinan trastornos de la deglución o del manejo de secreciones respiratorias. Además de obesidad; insuficiencia renal en etapa, mayor o en diálisis; insuficiencia hepática crónica; enfermedades autoinmunes (Lupus; escleroderma; artritis reumatoidea, enfermedad de Crohn); cáncer en tratamiento con radioterapia, quimioterapia, terapias hormonales o medidas paliativas de cualquier tipo; VIH; inmunodeficiencias congénitas o adquiridas e hipertensos en tratamiento farmacológico.