En Melipilla niña de 7 años fue diagnosticada con episodio depresivo con intención suicida y fobia escolar al no recibir ningún tipo de inclusión en el colegio

“Al asistir a una reunión para buscar una solución, la Directora me dijo, que no se iba al colegio para hacer amigos. Mi hija siempre estaba sola y nunca aceptaron mis opciones para que ella pudiera estar bien y se sintiera incluida”

La falta de sensibilidad, lógica y razonamiento común en muchas personas sin duda, podría herir el ser de cualquier otro ciudadano sin distinción de clase social, raza o religión. La inclusión social, respeto y solidaridad, son aspectos que deben estar siempre latentes en el día a día a fin de evitar situaciones desgarradoras, decepcionantes y desesperantes para cualquier otra persona que por determinadas razones vive el día a día con alguna condición.

Tal afirmación, se hizo necesaria para dar a conocer la historia de Isadora Recabal Peña, una niña de siete años de edad, estudiante del segundo básico en el Colegio Melipilla y quien desafortunadamente y de acuerdo, a las palabras de su madre Daniela Peña, no ha recibido apoyo del Establecimiento sino todo lo contrario.

Isa, como la llama su mamá de acuerdo a informes médicos tiene Mielomeningocele, Arnold Chiari tipo 2 con VDVP (valvula Derivativa Ventriculo Peritoneal); sin embargo, es una niña que no tiene problemas cognitivos, es responsable, amorosa y con un promedio académico de 6.7 pero, debido a su condición tiene dificultad para caminar, presenta algunos dolores y existen situaciones las cuales debe hacerlas con ayuda.

El esmero por Daniela en que su hija, pueda compartir y llevar una vida normal ha sido gigante y en cierto punto, lo ha logrado pues, Isadora según su mamita ha tenido muchos avances; no obstante, producto, de la cero inclusión por parte del colegio comenzó a sufrir de dolores de cabeza, vomito, dolor de espalda, estaba inquieta y nerviosa al punto de diagnosticarle fobia escolar e inserción social y episodio depresivo con intención suicida, diagnostico, sustentado en un informe mostrado por su madre a representantes de este diario.

Esta situación, llevó al desespero a la madre y abuela de Isadora quienes, se les han jugado por ella, por lo que, decidieron hacer pública esta denuncia ya que, el personal del Colegio Melipilla no ha mostrado ningún tipo de interés en solventar el caso.

Daniela Peña, en su relató contó que ella temía a que su hija fuera excluida razón por la cual en una oportunidad ofreció llevar juegos didácticos grandes al Establecimiento pero fueron rechazados por parte del esposo de la sostenedora del colegio alegando que no había espacio.

“La comunidad judía me ofreció pagar juegos grandes didácticos para que Isa pudiera hacer uso de ellos con sus compañeros y no los quisieron recibir, pedí un lugar así fuera debajo de unas escaleras para colocar colchonetas y ella pudiera jugar en ese espacio y tampoco, les mandaba juguetes pero en todo momento, me decían que Isa si se relacionaba con los demás cuando todo era mentira. En las cámaras yo siempre la veía sola, únicamente con una paradocente o asistente de aula; del resto, completamente sola”.

Para buscar posibles soluciones, la mamá de Isadora se reunió con la Directora del Colegio, el Jefe de UTP, la profesora jefe, entre otros funcionarios de la institución y para “terminarme de decepcionar la Directora me dice que al colegio no se va a hacer amigos y según ellas, ni siquiera sabían que Isadora tenía una valvulita en su cabeza a pesar de que yo les he llevado todos los informes, se lavaron las manos diciendo que no sabían nada debido a que, no eran especialistas en salud”.

“Deseo no siga pasando más este tipo de situaciones”

Luego de que Daniela publicara su caso, en su cuenta facebook, muchos mensajes de solidaridad les han llegado, otros de alerta donde le indican todos los aspectos no muy buenos relacionados al Colegio Melipilla; sin embargo, ella lo que desea es que este tipo de situaciones no sigan ocurriendo.

“Si yo no abro la boca, nadie quizás iba a decir nada, dentro de ese establecimiento no se preocupan por evitar el bullying, el acoso escolar, siempre buscan dañar la reputación de los alumnos o sus apoderados para ellos, quedar bien pero ya basta de que eso siga ocurriendo”, destacó Daniela muy afectada por lo que está ocurriendo con su hija quien por cierto, no pretende enviarla más a ese colegio “porque es una tortura para ella, por lo pronto, que tome exámenes libres hasta el nuevo año escolar que la matricule en otro”.

Daniela quien es ex alumna del colegio en cuestión,  en sus declaraciones reconoció que en un principio y por recomendaciones de la Teletón, el mencionado establecimiento adaptó un baño con rampas para Isadora pero no fue suficiente ya que, “no tuvo compresión, respeto y mucho menos algún tipo de inclusión”.

“Cero opciones”

“No me dieron ninguna opción para solucionar el caso de mi hija a pesar de que les ofrecí múltiples opciones, hoy en día mi hija tiene cuadro depresivos y se me llenan los ojos de lagrimas al pensar cuanto tiempo mi hija aguantó esta situación y cayó para no causar problemas”, aseveró la entrevistada quien pidió sensibilidad y la necesidad e importancia de que los padres les inculquen a sus hijos tengan o no, capacidades diferentes el valor de la inclusión, respeto y solidaridad.

“Siempre pedí apoyo, desde pre-kinder, siempre estuve dispuesta en cooperar y ayudar para que mi hija estuviera bien, si no podía yo porque trabajo iba mi madre, me parece injusto todo esto”.

¿Qué es Mielomeningocele?

 

Según google Mielomeningocele, que es lo que sufre Isadora, Es un defecto de nacimiento en el que la columna vertebral y el conducto raquídeo no se cierran antes del nacimiento.

Esta afección es un tipo de espina bífida.

Causas

Normalmente, durante el primer mes de embarazo, los dos lados de la columna vertebral del bebé (o espina dorsal) se unen para cubrir la médula espinal, los nervios raquídeos y las meninges (los tejidos que cubren la médula espinal). El cerebro y la columna vertebral en desarrollo se llaman el tubo neural en este punto. La espina bífida se refiere a cualquier defecto de nacimiento en el cual el tubo neural en la zona de la columna no se cierra completamente.

El mielomeningocele es un defecto del tubo neural en el cual los huesos de la columna no se forman totalmente. Esto provoca un conducto raquídeo incompleto. La médula espinal y las meninges (los tejidos que cubren la médula espinal) sobresalen de la espalda del niño.

El mielomeningocele puede afectar hasta 1 de cada 4,000 bebés.

El resto de casos de espina bífida casi siempre son:

  • Espina bífida oculta, una afección en la cual los huesos de la columna no se cierran. La médula espinal y las meninges permanecen en su lugar y la piel generalmente cubre el defecto.
  • Meningocele, una afección en donde las meninges sobresalen por el defecto de la columna. La médula espinal permanece en su lugar.

Otros trastornos congénitos o defectos de nacimiento también pueden estar presentes en un niño con mielomeningocele. Ocho de cada diez niños con mielomeningocele tienen hidrocefalia.

También pueden encontrarse otros trastornos de la médula espinal o del sistema musculoesquelético, incluyendo:

  • Siringomielia (un quiste lleno de líquido dentro de la médula espinal)
  • Dislocación de la cadera

En la foto, la madre de Isadora muestra el informe médica con el diagnostico y donde queda claro que la niña tuvo cuadros depresivos con  intención de suicidarse