Dama terminó en Cuidados Intensivos ante falta de atención por parte del Hospital de Melipilla

Cristian Rojas Leiva, valientemente denunció la presunta mala atención, negligencia y falta de ética que destaca en el Hospital San José de Melipilla. Transcendió, que Rojas se siente muy afectado por la mala atención que recibió su hermana en el hospital a pesar de su gravedad.

Ya ni siquiera, le gusta llamarlo hospital, prefiere decirle el “matadero” y manifestó no entender que se supone lo que es grave para los médicos que ahí laboran.

El declarante sumergido en mucha molestia e indignación declaró que lamentablemente “sin plata no somos nada” y contó, que la pesadilla que vivieron se debió a que su hermana Gloria Madrid Leiva de 51 años desde hace tres meses comenzó a sentir molestia con el método anticonceptivo que estaba usando que era el Dispositivo Intrauterino conocido también como la T de cobre.

A razón de eso, “mi hermana fue a ver a la matrona del consultorio de María Pinto donde le dijeron que su tratamiento estaba incrustado en la pared de una trompa y que debía hacerse unos exámenes a fin de determinar su situación real por lo que, la mandaron al hospital de Melipilla donde le hicieron exámenes y le informaban siempre que sólo tenía que esperar los resultados”.

Mientras esperaban los resultados y según lo contado por Cristian Rojas, Gloria con los días empeoraba, tanto, que ya no era sólo el dolor abdominal sino que también estaba presentando inflamación.

“Mi hermana la estaba pasando mal, ya en una cuarta oportunidad fue al hospital de Curacaví donde le dieron diclofenaco y dipirona para estabilizarla pero en ese hospital le manifestaron que no podían derivarla a Santiago por lo que, ante tanta desesperación decidimos llevarla a la clínica Dávila donde nos informaron que debía ser atendida en Melipilla porque los exámenes eran del hospital.

Una vez más, fueron al hospital de Melipilla a fin de que le hicieran un último eco que le pedía el doctor quien les dejó claro que no podía hacerse exámenes particulares a pesar de que el abdomen de la dama parecía el de un embarazo de ocho meses.

“El eco era para el 20 de noviembre y cuando va resulta que el doctor estaba de vacaciones y le dan una nueva fecha para el 04 de diciembre a pesar de la gravedad del caso”, continuó diciendo el entrevistado quien agregó, que en el consultorio de María Pinto tampoco los atendieron diciéndoles que debían esperar los resultados del hospital melipllano.

Toda esta historia donde se habla de una evidente falta de atención médica, terminó con la dama internada en estado grave en el hospital San Juan de Dios de Santiago con envenenamiento interno, la operaron de emergencia y recluida en la Unidad de Cuidados Intensivos.