Colegio San Sebastián rindió homenaje póstumo a profesora Margarita Vásquez

En un ambiente íntimo y lleno de emotividad, se llevó a cabo este miércoles una ceremonia en la cual la comunidad educativa del Colegio San Sebastián de Melipilla, rindió homenaje a la querida profesora Margarita Vásquez, quien perdió la vida en un lamentable y trágico accidente de tránsito, ocurrido en abril pasado.

Con la presencia de familiares de la tía Maggi,como era conocida por sus alumnos y amigos, el acto se inició con una presentación artística que incluyó danza y canto, para luego dar paso a palabras de parte de representantes de la Fundación, sus colegas y amigos, que recordaron al borde de las lágrimas como fue su paso por sus vidas y por el colegio. Acto seguido se procedió a   descubrir una placa recordatoria en la sala multitallerque desde ahora llevará su nombre y precisamente dondecultivó su amor por el canto y el baile, con lo cual se  inmortaliza su legado humano y profesional.

La Directora del establecimiento Luisa Becker, precisó que este reconocimiento programado para este mes de octubre donde se celebra el Día del Profesor, tiene como objetivo mantener viva su presencia en el colegio.  “Para todos los miembros de esta comunidad, este momento es muy emocionante, Margarita era un miembro de este colegio, se fue dejándonosmuy entristecidos y con la pérdida de una gran maestra”.

“El día de hoy es un encuentro con la familia de ella después de varios meses, y creo que todos los homenajes que hagamos es para mantener viva su presencia en este colegio”, aseguró.

En tanto una de sus dos hijas Nicole Rojas, agradeció el gesto del colegio de poder instalar esta placa recordatoria en un lugar muy especial para ella. “Hablando por mi hermana y por mí, muy agradecida por el colegio y por este lindo gesto que han tenido. Yo creo que mi mamá estaría muy contenta por esto, ella se lo merecía y daba su vida por el colegio y que honor poder tener la sala donde podía desarrollar su arte con su nombre. Las amigas de mi mamá se han convertido en parte de nuestra familia y siempre tenemos el apoyo de ellos y sobre todo del colegio tanto de los alumnos como de los apoderados y de los mismos profesores”, expresó Rojas.

Mientras que una de las mejores amigas de la tía Maggi y además su colega de Inglés María Paz Pavez, dijo que ha sido bastante difícil aprender a aceptar su ausencia a meses de su partida. “Siento yo que las grandes personas siempre tienen que ser recordadas, hay que tratar de que lo que ellos hicieron de tomarlo como ejemplo. Es un homenaje que se tenía que hacer para Maggi y le agradezco personalmente a la Fundación que haya tenido este gesto”.

“Era una persona muy integral, extrañamos por su puesto todas sus habilidades, pero está también toda la amistad, era una persona sumamente alegre siempre tenía una broma, como para alegrar el día y si tú estabas triste o estabas enojado todo mejoraba”, cerró.