Uruguay se prepara para activar el pasaporte sanitario en junio para una “apertura paulatina” de los vuelos internacionales

El ministerio de Turismo del gobierno de Lacalle Pou evaluó el ritmo de vacunación en el país y estimó que en dos meses podría autorizarse una mayor conectividad aérea con otras naciones con similares niveles de inoculación contra el COVID-19

El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, en Montevideo (EFE/Raúl Martínez)
El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, en Montevideo (EFE/Raúl Martínez)

El gobierno de Luis Lacalle Pou en Uruguay estima que en junio ya podrá activar el pasaporte sanitario -clave para que el sector turístico regrese a la conectividad aérea que existía antes de la pandemia-, debido a que considera apropiado el ritmo de vacunación del país, donde un 30% de la población ha recibido al menos una dosis de las vacunas anticovid.

Remo Monzeglio, subsecretario del ministerio de Turismo uruguayo, dijo al diario El Observador que a partir de junio iniciará una apertura “paulatina” de los vuelos, pero la medida también depende del éxito de la campaña de vacunación en otros países de la región. “Lo de los dos meses es el objetivo mínimo”, explicó Monzeglio.

Según datos del sitio Our World in Data, sólo Chile y Uruguay se encuentran entre los 10 países con porcentaje más alto de personas vacunadas.

Para implementar el pasaporte sanitario, las autoridades buscan actualizar la aplicación Coronavirus Uy para que contenga la información certificada por el Ministerio de Salud Pública (MSP) de que un pasajero está vacunado contra el covid-19 y si ya recibió las dos dosis de la vacuna. Además, esos datos en la app se conectarán con Travel Pass, la aplicación desarrollada por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por su sigla en inglés) que funciona como un pasaporte sanitario digital.

La app Coronavirus Uy marcará si el pasajero tiene la certificación de la vacuna, si se realizó un hisopado en un laboratorio homologado por el MSP y el itinerario del viaje, entre otros datos del usuario.

Con esta plataforma actualizada en el teléfono, al llegar al aeropuerto el pasajero solo necesitará presentar un código QR que lo habilitará o no a viajar. “Es algo que llegó para quedarse”, sostuvo Monzeglio. “El Travel Pass es el instrumento para entrar confiablemente a un país”, agregó.