Seminaristas de la Diócesis realizan toma de ministerios

En una ceremonia efectuada en el templo Catedral de la Diócesis San José de Melipilla dos seminaristas fueron instituidos como Ministro Lector y Acólito en vistas al Orden Sacerdotal.

Una jornada llena de sentimientos y de emoción vivió el seminarista Marcos Pardo Velásquez quien es instituido Ministro Lector junto al seminarista José Antonio Costabal quien es instituido Ministro Acólito, oportunidad en la cual estuvieron acompañados de sus familiares.

Estos ministerios en la Iglesia Católica están ordenados al Sacerdocio y especialmente a la Eucaristía donde se instituyó en tiempos antiquísimos, según necesidades, algunos ministerios para dar debidamente a Dios el culto sagrado y para el servicio del pueblo de Dios; con ellos se encomendaba a los fieles, para que las ejercieran, funciones litúrgico-religiosas y de caridad en conformidad con las diversas circunstancias. En la Iglesia latina está el ministerio de Lector y el de Acólito, que abarcan también las funciones correspondientes al subdiácono.

El Lector queda instituido para la función que le es propia, la de leer la Palabra de Dios en la asamblea litúrgica, por lo cual en la Misa y en las demás celebraciones proclamará las lecturas de la Sagrada Escritura, pero no el Evangelio, proclamará las intenciones de la oración universal de los fieles cuando no haya Diácono o cantor,  dirigirá el canto y la participación del pueblo fiel, instruirá a los fieles para recibir dignamente los sacramentos.

El Acólito queda instituido para ayudar al diácono y prestar su servicio al sacerdote, es propio de él cuidar el servicio del altar, asistir a quien presida en las funciones litúrgicas, sobre todo en la celebración de la Misa, además distribuir la Sagrada Comunión cuando faltan los ministros encargados o están imposibilitados por enfermedad, avanzada edad o ministerio pastoral.

 

A %d blogueros les gusta esto: