septiembre 21, 2021

Según Meteorología déficit de lluvias en la zona sigue siendo relevante y sus proyecciones poco favorables

Sólo 2,6 milímetros de lluvias dejó el sistema frontal del domingo pasado en Talagante, un rango muy cercano a los 3 milímetros anunciados por la Dirección Meteorológica de Chile (Meteochile) para la zona y se trata de un mezquino aporte al déficit de precipitaciones que registran las provincias de Talagante y Melipilla, así como toda la Región Metropolitana.  El balance hasta el momento es paupérrimo, considerando los 44,4 milímetros precipitados este 2021, en circunstancias que buena parte de esa cifra cayó en enero del presente año.

Un invierno mezquino

“Ha sido lamentable este invierno, la verdad que la única zona que está con menos precipitaciones, es Temuco y Coyhaique.  Pero, hay que señalar que Coyhaique tiene un 29% prácticamente de déficit de agua, así que imagínese como está el resto”, sostuvo Arnaldo Zúñiga, profesional de la Dirección Meteorológica de Chile, al analizar comparativamente el fenómeno de la falta de aguas lluvias que afecta a gran parte del país, pero principalmente, en este caso, a nuestra zona.

“Está muy seca la zona, ha llovido muy poco, y fíjese que de esos 41,8 milímetros (acumulados al viernes pasado), hay que recordar que la mayoría cayó en enero cuando precipitaron un 32,9 milímetros, que fue un evento bastante fuerte, de mucha lluvia concentrada y se acumuló, prácticamente, diría el que el 80% de la lluvia, incluso más.  Entonces después de la lluvia de enero, la verdad que si uno hace el conteo y hace la diferencia a lo que llevamos en julio, en el sector solamente han caído 9 milímetros (*), lo que es absolutamente nada”, subrayó el meteorólogo.

Sin embargo, el funcionario de la Dirección Meteorológica de Chile amplía el análisis y da cuenta de la profundidad de esta verdadera crisis hídrica que nos acecha.  “Estamos en promedio en toda la región (Metropolitana) en torno a un 60 a 65 por ciento de déficit de agua y el panorama no va a cambiar mucho.  O sea, si bien llega este frente el domingo (ya pasado), que no debiera superar los 3 milímetros de agua, el aporte va a ser muy bajo al déficit y de ahí a fin de mes, no se aprecian sistemas frontales”, precisó el meteorólogo.

Proyecciones que generan un escenario complejo.

De acuerdo a Arnaldo Zúñiga las proyecciones son poco favorables en materia de precipitaciones, lo que significa que esta situación de falta de agua se consolidará más aún, generando un panorama complejo para los sectores que dependen del agua para sus actividades y, tal vez, para otros aspectos tan importantes como el agua de bebida y la generación de electricidad.  Según el meteorólogo las proyecciones para agosto y septiembre siguen siendo con bajas probabilidades de precipitaciones y explicó el fenómeno que nos está afectando desde este punto de vista.

“Lamentablemente los frentes más activos están cruzando de la Araucanía hacia el sur, ahí en el borde sur del Biobío, pero también cruzan rápidamente y no se aminora el déficit de agua, entonces el panorama no es muy auspicioso, en el sentido de que, como ya decía, no prevemos precipitaciones de aquí hasta el fin de mes y si hacemos la revisión climática, incluso hacia la primavera, inicios de verano, es muy probable que migremos a una niña y eso implica que, más aún, se reafirma que vamos a seguir con un año muy seco”, subrayó el profesional de Meteochile.

La pregunta frecuente y consabida para hacer conciencia

Consultado respecto a si este panorama es una consecuencia del “cambio climático”, el profesional de la Dirección Meteorológica de Chile opta por fundamentar más científicamente la situación y explicó que para confirmar tendencias se requieren de estudios a largo plazo.  De igual modo, indicó que también en este análisis se deben considerar la variabilidad climática y cita como ejemplo que el año pasado en el mes de julio precipitaron 62 milímetros en esta zona, mientras que en el presente año no ha caído nada.

“O sea un año llovió y el otro no cayó nada, pero si nosotros vemos las tendencias de 30 años, lamentablemente va todo al debe, o sea, estamos con menos días de lluvias, con mayores temperaturas, si bien este invierno ha hecho más frío, pero la tendencia de las temperaturas mínimas va en ascenso, se están generando menos cantidad de heladas en gran parte del país.  Entonces, no podríamos dejar de lado que esto, sí también, es producto del cambio climático”, indicó el experto y a reglón seguido da cuenta cómo opera el fenómeno que nos afecta en estos momentos.

“El anticiclón, que es el sistema de alta presión que se localiza en las costas del centro norte de nuestro país, que es el que regula el clima en nuestro país, ya que si ese anticiclón está muy potente no deja que los sistemas frontales lleguen, los seca, y este año ha estado bastante potente este anticiclón (…) y lamentablemente esa proyección se mantiene para el resto del año.  Es muy probable que esta mega sequía, que ya superamos los 10 años, que sí esté asociada y en gran parte a lo que es cambio climático”.

(*)11,5 milímetros con la lluvia del domingo pasado