Crónicas

Salud Occidente está aplicando flúor a los preescolares en los jardines infantiles de sus 15 Comunas

Con el objetivo de dar continuidad al programa Sembrando Sonrisas, a pesar del contexto de Pandemia, el Servicio de Salud Metropolitano Occidente decidió aprovechar los días en que se les está haciendo entrega de los alimentos de Junaeb a los alumnos para aplicar barniz de flúor a los preescolares al interior de sus jardines infantiles.

Esta prestación beneficia a los niños desde los dos hasta los cinco años y once meses de edad que pertenecen a sala cuna, medio menor, mayor, prekínder, transición, kínder y heterogéneo de las quince comunas del sector poniente de la capital que están matriculados en jardines públicos de Junji, Integra y el Ministerio de Educación, independientemente de la previsión de salud que posean.

Al respecto, la referente odontológica de la Subdirección de Atención Primaria, Yazmín Yoma, dijo que “la carie es una enfermedad altamente prevalente, que va vinculada a los hábitos, entonces, hoy día, si no estamos previniendo en los jardines infantiles, donde los niños se lavan los dientes por lo menos dos veces al día, aumenta el riesgo y si además a estos preescolares no le estamos aplicando el flúor barniz, también se incrementa el problema. Entonces, tenemos que seguir brindando estas prestaciones preventivas, pero en contexto de Pandemia”.

Por su parte, el asesor odontológico comunal de Lo Prado, Gustavo Osorio explicó que “en los niños, se ha visto que se pueden instaurar hábitos desde pequeños, por lo tanto, si lo hacemos en los jardines infantiles, donde los niños pasan el mayor tiempo del día, podemos educar también a las profesoras y de esta manera instaurar hábitos durante toda su transición en el jardín infantil.

Francisco Vives, apoderado de Fernando y Máximo, de tres y cinco años respectivamente, llegó hasta el Jardín Infantil Los Trinos para que sus hijos pudieran ser atendidos y manifestó que la iniciativa le parecía “súper bien, porque es importante para la dentadura de los niños y es bueno para la salud dental de ellos, porque así podemos evitar las caries y largas visitas en el médico”.

En el mismo establecimiento se encontraba Pablo Millán de cuatro años quien, en sus palabras, explicó el procedimiento al que había sido sometido. “Me metieron una pasta para las caries y me regalaron una pasta y un cepillo para los dientes”, enfatizó.

 

 

contenidos
the authorcontenidos