Prisión preventiva por tener imágenes de sexo infantil en su celular

Un ingeniero informático, que además realizaba clases de taekwondo fue detenido por la Policía de Investigaciones de Melipilla y formalizado por el delito de almacenamiento de material pornográfico infantil.

Personal de la Bicrim PDI de Melipilla  recibió la orden por parte del Ministerio Público, para incautar el teléfono celular de C.M.A.V. de 30 años, tras una revisión del aparato la fiscal Alejandra Vargas solicitó la detención del sujeto al encontrar imágenes de menores en actos de connotación sexual.

En cuanto a la detención el comisario Rodrigo Valdebenito informó que “en coordinación con la Fiscalía local se realizaron diligencias, donde un sujeto de 30 años de profesión ingeniero informático el cual mantenía material pornográfico infantil almacenado en su celular”.

Por el motivo de las diligencias señaló que “este sujeto mandaba mensajes inapropiados a una menor de edad, esto alertó a su madre quien puso los antecedentes a disposición de la Policía y la Fiscalía”.

Llama la atención de esta situación es que el detenido realizaba clases de taekwondo a menores de edad, ante lo cual el comisario indicó que “es una situación preocupante y por lo mismo los antecedentes están a disposición del Ministerio Público”.

Pasado el mediodía de ayer sábado en el Tribunal de Garantía se llevó a cabo la audiencia de control de detención y formalización, donde el Fiscal de turno Mauricio Valenzuela entregó los antecedentes del caso relatando que entre las imágenes, que estaban en el celular había menores de 5 años en actos de índole sexual.

El detenido sólo atinaba a tomarse la cabeza y colocar sus manos en la cara al escuchar las acusaciones del Fiscal y ante la consulta que si había entendido lo expuesto atinó a decir que “las había borrado del celular”, su rostro cambió radicalmente ante la petición de prisión preventiva.

A pesar de los argumentos del defensor público indicando que no se configuraba el delito de almacenamiento, porque las imágenes habían sido borradas y que la medida le parecía desproporcionada por el rango de las penas que tiene este delito el argumento de la magistrado del Tribunal de Garantía no dejaba dudas.

La jueza señaló que en las imágenes se ven infantes en forma explícita de sexo con menores, donde la prisión preventiva se hace necesaria por la calidad de ingeniero informático del detenido podría permitir manipular los elementos de prueba y así obstaculizar la investigación, porque reconoció que las había bajado de internet y luego las había borrado, pero de igual forma quedaron en el disco duro del aparato celular.

El hombre de 30 años quedó con prisión preventiva en el C.D.P. Santiago 1 y ante la complejidad de las diligencias, junto a la participación de otros posible copartícipes se dio un plazo de investigación de 90 días, donde las pericias las realizará el departamento de cibercrimen de la Policía de Investigaciones.

A %d blogueros les gusta esto: