Primer ministro Trudeau condena incendios de iglesias y vandalismo en Canadá tras hallazgo de cadáveres de menores indígenas

Varias templos han sido dañados tras el hallazgo de más de 1.000 tumbas en los recintos de tres internados administrados por la Iglesia Católica en las provincias de Columbia Británica y Saskatchewan, a los que generaciones de niños indígenas fueron forzados a asistir. Justin Trudeau, quien es católico, dijo que entiende la furia que muchas personas sienten hacia la Iglesia y el gobierno federal. “Es real y completamente comprensible dada la historia vergonzosa que todos sabemos más ahora”, dijo el mandatario en una conferencia de prensa.