Pequeños agricultores del Biobío dialogaron sobre cambio climático y modernización en seminario taller organizado por INDAP

Un intercambio de conocimientos entre la investigación académica y la experiencia diaria de los productores en su trabajo con la tierra, se registró este viernes en el Biobío en el taller online “Modernización del Agro para la Adaptación al Cambio Climático”, que reunió a 40 pequeños agricultores de esa región convocados por INDAP.

 

La actividad comenzó con una clase magistral del académico de la Universidad de Chile, Fernando Santibáñez, Ingeniero Agrónomo y Doctor en Bioclimatología, sobre causas, efectos y especialmente variables que pueden permitir la subsistencia de las actividades productivas en este nuevo escenario de escasez hídrica y otros fenómenos naturales.

 

En Biobío, donde 25 de sus 33 comunas son consideradas con alta ruralidad, 14.521 productores y productoras campesinos fueron atendidos por INDAP en 2020. Aunque no se encuentra en la lista de territorios bajo decreto de emergencia agrícola por sequía, cuenta con zonas con alto déficit hídrico y sufre incendios forestales que se propagan en medio de olas de calor, lluvias extemporáneas y otros fenómenos que afectan cultivos.

 

El director nacional de INDAP, Carlos Recondo, en la apertura del seminario, enfatizó la necesidad de hacernos cargo de “esta realidad que nos golpea la puerta” y, dirigiéndose a los productores asistentes, valoró “la posibilidad de conversar” y de tener su opinión sobre “cómo están viendo la realidad y cómo debiéramos enfrentar estas situaciones”.

 

La autoridad enfatizó la disposición de más de $32 mil millones para proyectos de riego este 2021. “El presupuesto que estamos destinando es muy superior a todo lo que hemos hecho en años anteriores, así es que la invitación es a que se acerquen a sus ejecutivos de INDAP y planteen sus necesidades de agua, de cómo mejorar las condiciones de riego en su sector, cómo se juntan agricultores para beneficiarse de algún proyecto asociativo que permita acercar el agua a todos los vecinos”, apuntó.

 

Fernando Santibáñez, que también es asesor del Comité de Emergencia para la Adaptación al Cambio Climático de INDAP y ha participado en talleres similares organizados en otras regiones, indicó en su exposición que alcanzó más de 70 participantes, que “quedan pocas dudas de que en este siglo enfrentaremos un clima más inestable y extremo, y Chile no es una excepción. Si nos preparamos a tiempo estaremos en mejores condiciones”.

El académico, también creador del primer Atlas de Cambio Climático en Chile, detalló como se expresa éste de distinto modo en las regiones y especialmente en el Biobío con fenómenos como alza de temperaturas en la zona centro norte que, dijo, pueden favorecer la fruticultura, o bajas en las precipitaciones que aunque son preocupantes, explicó, “con buena gestión del agua” se puede sostener la agricultura.

 

El experto propuso un set de recomendaciones denominadas 10 Ejes de la Adaptación desde capacitación, prevención y evaluación de riegos, hasta seguros, definir vocaciones productivas y estrategia de desarrollo territorial. “Tenemos que avanzar en una agricultura moderna, y amistosa con el medio ambiente y los agricultores”, resumió.