Para los nostálgicos cerró el último local de video club

A mediados de los años 80 se instalaron en Melipilla locales de video club donde las personas podían arrendar las películas en cintas de VHS, el furor de tener un cine en la casa llevó a que miles se hicieron socios de estos locales.

La historia de Ricardo Arce se remonta a su juventud cuando comenzó a trabajar en un video club ubicado en calle San Miguel 660 y con el paso de los años adquirió las películas para instalarse una cuadra al oriente, entre Ortuzar y Serrano.

Han pasado 30 años y con los avances de la tecnología con las nuevas plataformas para ver películas vía internet dio paso a que solo algunos nostálgicos siguieran arrendando películas para verlas en VHS. “En el año 1988 yo comencé en el video club Imagen y ahora estoy terminando con video club Génesis donde hay muchos recuerdos y anécdotas, con el paso de los años hubo un gran cambio empecé con VHS y estoy terminando con el blue ray, cambió el formato de películas” comentó.

Las personas esperaban los éxitos de taquilla del cine para después verlos en el videograbador de la casa recordando que “se pedía una garantía o cheque por la película porque un casette costaba caro y se tenían como tres o cuatro copias, la gente pagaba antes los estrenos para poder verlos y esperaba horas para llevarlas. Había una infinidad de socios, todos los días la gente se inscribía, se llevaban hasta 10 películas y como no las devolvían a tiempo se cobraba multa”.

Son muy pocas las personas que cuentan con las videograbadoras VHS para poder ver las cintas y por lo mismo se ve obligado a cerrar el local diciendo que “tengo un poco de pena, las cosas tienen un principio y un final, llegó ahora donde hay que asumirlo, duré años en los vídeos, fui el último y estoy bajando la cortina”.

A %d blogueros les gusta esto: