«Pagué todo 2019 en negro»: denunciante de Melipilla destapa más irregularidades del club

Gino Valentini, denunciante de las irregularidades de Melipilla, reveló más detalles del «trato mafioso» del club que fue expulsado del profesionalismo.

Deportes Melipilla fue expulsado por la ANFP del fútbol profesional este lunes, luego de comprobarse varias irregularidades respecto al pago a sus jugadores y las denuncias de 12 equipos en su contra.

Pero uno de los primeros en acusar las malas prácticas en los ‘potros’ fue Gino Valentini, exgerente del elenco metropolitano, y quien en diálogo con El Mercurio reveló detalles de cómo se realizaban los pagos “en negro” al plantel.

“Todo el mundo en Melipilla sabe que yo era el que les llevaba las lucas, el que hacía las transferencias. Eran catorce o quince jugadores, no solo Gonzalo Lauler como uno escucha. En 2019 pagué casi todos los meses ‘en negro»”, partió comentando el exdirigente. 

“De 2020 pagué una parte con esa modalidad, después no sé en qué forma se hacía, pero quedó claro también que este 2021, en el contrato de Nicolás Forttes, la plata le llegaba por otro lado y no a través de Melipilla. O sea, se siguió pagando bajo cuerda, por fuera”, agregó Valentini.

Consultado por cómo funcionaban esos pagos irregulares, el denunciante detalló que “conozco casi de memoria lo que le pagaba a cada jugador. Todos los meses cobraba un cheque, después me iba a mi casa, preparaba los sobres y les entregaba esas platas a los jugadores para complementar sus sueldos. Iba al club Oriente, me pasaban una oficina y yo entregaba los sobres. El último pago que entregué así fue en febrero o marzo de 2020″.

“Me podrán acusar de soplón, pero desde el principio le dije a Leonardo Zúñiga (presidente de Melipilla) que lo que estábamos haciendo estaba mal, pero nadie me dio bola. Se lo dije al presidente y también a Carlos Encinas cuando compró acciones de Melipilla a un señor de apellido Riquelme”, añadió. 

Sobre lo anterior, Valentini agregó que “recuerdo que le dije textual: ‘Carlos aquí hay que pagar de forma legal, derechamente, de lo contrario esto puede ser muy grave’, pero no me escucharon y siguieron con las mismas prácticas. Después de pagar con sobres hubo otra gente que empezó a pagar con transferencias”.

Respecto a la expulsión del profesionalismo de los ‘potros’, el exgerente aseguró que “me duele por la ciudad, pues hice mucho por ese equipo, pero yo no soy el que determinó esta sanción. Se me ha acusado de sapo, pero Melipilla fue castigado por el actuar de Carlos Encinas y de Leonardo Zúñiga. Si el club fue expulsado y descendido fue por culpa de ellos dos, no mía. Ya les pasó con Lautaro de Buin y ahora con Melipilla. Ellos deben reconocer sus fallas”.

La amenaza que detonó la denuncia de Gino Valentini

Ante la consulta de qué lo llevó a denunciar a su exequipo, Gino Valentini reveló que recibió crueles amenazas y funas luego de destapar una primera irregularidad en los ‘potros’.

“Hay un jugador, llamado Gustavo Guerreño, que un día me llama para decirme que ‘Leo’ Zúñiga le había dicho que yo me había quedado con una plata, más de 3 millones de pesos, correspondiente a una deuda que el club mantenía con él por el pago de esos dineros aparte del sueldo”, comenzó relatando el exgerente ‘blanquiazul’. 

“Yo ya estaba en Magallanes, lejos de todo eso y no tenía nada que ver. Llamé a Zúñiga para encararlo y desconoció todo, con el jugador estando a mi lado. Esa mentira me motivó a hacer la denuncia, que en un principio fue desechada por la ANFP. Y a pesar de eso insistí, porque se sumaron otras cosas muy personales, que me dolieron en el alma y que me motivaron a llegar hasta las últimas consecuencias”, agregó.

Sobre este tema, Valentini complementó que “me enviaron un tuiteo con una foto de mi hija, donde además publicaron mi dirección. Ese mismo día algunas personas me fueron a funar a mi casa, entonces el cariz de esta denuncia tomó otro rumbo, fue muy duro para mí”. 

“Ensuciaron mi nombre y me amenazaron con imágenes muy fuertes de mi hija, que perdió una mano en un accidente de tránsito, y la foto, con la amenaza respectiva, era de ella con la cita ‘Valentini dándole una mano a La U’. No lo pude aceptar, fue gravísimo y me llevó a decidir a ir con todo en mi denuncia aun sabiendo que me iban a destrozar… Funcionan como verdaderas mafias”, añadió el denunciante.

Para cerrar, Valentini afirmó que “me ofrecieron pagos con acciones del club, algo que el tribunal está en antecedentes, para que me quedara callado. Yo le dije a don Luis Bustos (vicepresidente de Melipilla) que habían sido muy crueles con el tema del Twitter, con la foto de mi hija, que era algo demoníaco y que por eso fui con todo”.

“La verdad es que siento un poco de temor también. Estoy querellado por injurias y calumnias, pero este fallo imagino que ayuda, porque está claro que calumnias e injurias no son. El que se siente injuriado soy yo por todo lo que hicieron y dijeron de mí”, sentenció el exdirigente de Melipilla.

A %d blogueros les gusta esto: