Nuevo hospital de Melipilla “un sueño que empieza a hacerse realidad”

De visita en la ciudad de Melipilla, el Intendente de la Región Metropolitana, Felipe Guevara, encabezó un recorrido a las obras de construcción del nuevo Hospital de Melipilla en el sector oriente de la comuna.

En este sentido el intendente destacó que “aquí se van a poder resolver todas las patologías de la población de Melipilla, pero también de sus alrededores. No tener que ir a Santiago para resolver esas patologías me parece fantástico, un cambio en la calidad de vida (…) va a ser realmente fantástica esta obra que está impulsando el servicio de salud”.

Por su parte el director del Servicio de Salud Occidente, Dr. Francisco Miranda, indicó que “para nosotros es sumamente importante esta visita del intendente, hay algunas cosas que tenemos que resolver todavía, pero el Hospital de Melipilla es una obra gigantesca de 96 mil millones de pesos. Un hospital que hoy funciona en menos de 10 mil metros cuadrados va a quedar convertido en un hospital de 60 mil metros cuadrados”.

El proyecto de relocalización del Hospital de Melipilla considera 60.834 m2 de superficie construida, con una inversión superior a los 93 mil millones de pesos. Obra que mejorará considerablemente la infraestructura actual del recinto, aumentando su complejidad y cartera de servicios, incrementando la actual dotación de camas a 239, la que incluye camas críticas tanto adulto como pediátricas, además de hospitalización de corta estadía para pacientes de salud mental adulto e infanto-juvenil.

A eso se suman 7 pabellones quirúrgicos, 2 salas de parto integral, 58 box de consultas y procedimientos y una unidad de diálisis que contempla 12 sillones de tratamiento.

Sobre este anhelado proyecto hospitalario, el director del establecimiento, Dr. Óscar Vargas señaló que “para los que llevamos muchos años en el Hospital de Melipilla este es un sueño que empieza a hacerse realidad. Este es un sueño de décadas para nosotros y para la comunidad. Es una señal de apoyo para nuestros trabajadores, una esperanza, que cada vez falta menos para trasladarnos a nuestro hogar definitivo. Creo que, para ellos, trabajar en un lugar que cumple con todos los estándares es maravilloso”.