septiembre 21, 2021

Mesa de trabajo intersectorial definió regreso a clases en Curacaví

Pensando en la importancia que tiene para el proceso educativo, así como también para el desarrollo de los alumnos, el poder asistir a clases presenciales, el Departamento de Administración de Educación Municipal (DAEM) de Curacaví, creó una mesa de trabajo para evaluar el eventual regreso a clases de los siete establecimientos municipales de la comuna. En la reunión, donde participó el alcalde Juan Pablo Barros Basso, junto a representantes del Colegio de Profesores, Asociación de Asistentes de la Educación, apoderados, estudiantes, entre otros actores vinculados al área, se definieron los lineamientos para el eventual retorno a las aulas.

El regreso presencial será de forma voluntaria y gradual, pensando en la situación socioemocional de los estudiantes, quienes han estado fuera de las aulas por más de un año. Asimismo, serán con aforo limitado, donde cada curso tendrá entre nueve y quince alumnos/as, dependiendo del tamaño de las salas para respetar las normas impuestas por el plan Paso a Paso. Es por esto, que las clases serán hibridas, contando con una cámara que transmitirá las clases para aquellos estudiantes que deseen continuar en modalidad telemática.

Los recreos serán diferidos, con el objetivo de evitar aglomeraciones y se supervisará que los alumnos/as cumplan con los protocolos sanitarios. Lo que se suma, a la preparación de actividades lúdicas durante este tiempo de esparcimiento.

Por otra parte, de seguir las condiciones sanitarias como hasta ahora, los alumnos de cuarto medio que este año rinden la Prueba de Transición (PTD), así como también los alumnos de carreras técnico-profesionales del Liceo Bicentenario Presidente Balmaceda, podrían regresar a clases el próximo 16 de agosto y el resto de los estudiantes del establecimiento, se incorporarían de manera gradual. Además, las escuelas básicas tienen fecha de regreso el 23 de agosto. El uniforme escolar no será obligatorio y en el proceso se instalarán acrílicos en todas las mesas de los establecimientos.

Con respecto a la seguridad de los funcionarios, se les realizará test de antígenos cada 15 días, con el objetivo de tener una oportuna búsqueda activa de casos. Además, se realizó la compra de purificadores de aire, gran cantidad de mascarillas, alcohol gel y amonio cuaternario, para prevenir contagios. Asimismo, se realizará de forma periódica la sanitización de salas, baños, patio y de los establecimientos en general.

Otro de los acuerdos importantes, es que la jornada escolar será de 08:00 a 14:00 horas, esto con el fin de evitar focos de contagios durante los almuerzos y además para que los estudiantes que no asistan de manera presencial puedan continuar accediendo a la alimentación en modalidad de canastas JUNAEB, como se ha venido entregando desde el inicio de la pandemia.

Se continuará realizando mesas de trabajo para resolver todas las inquietudes que puedan surgir con respecto al retorno a clases de manera presencial, el cual debe ser cumpliendo con todos los protocolos sanitarios y acciones preventivas para disminuir los riesgos de contagios.