Madre de menor atropellado clama por justicia

La familia y amigos de Cristopher Garrido realizaron un cacerolazo en la población Obispo Lizama  para llamar la atención y exigir justicia tras sufrir atropello que le costó la vida a pocos metros de su casa.

Sandra Castro es la madre del menor que murió atropellado en la población Obispo Lizama en la noche del lunes 16 de julio y de ese día comenta que solo vio a su hijo tendido en el suelo y se desvaneció sin recordar nada, pasan los días y el dolor sigue muy latente.

A una semana del trágico accidente decidió hablar para diciendo que “todo ha sido muy difícil, yo lo único que quiero es que se haga justicia por mi hijo y que esta gente no se acerque a nosotros, que no nos moleste y que paguen en la cárcel porque mi hijo no era un perro como dijo ella que lo mataron y lo mataron nomas”.

En cuanto a la situación que están viviendo relató que “estamos todos mal, él era mi niño, tenía 15 años y toda una vida por delante con muchos proyectos, quería hacer el servicio militar y no lo dejaron, quiero que él esté preso y no ande en la calle, no quiero otro Cristopher más, ahora fue mi hijo y más adelante puede ser otra persona, no puede ser que esté libre”.

En los últimos días se han dicho muchas cosas y una serie de rumores han circulado en redes sociales y por eso Sandra aclara que “la mamá de él vino a molestar a mi marido, han ido a hostigar a mi papá haciéndoles preguntas, no quiero que ellos se acerquen a nosotros, que nos dejen vivir nuestro duelo, si nos siguen molestando es como si siguieran matando a mi hijo, ellos están con vida y mi hijo no. Se dijo que era traficante, mi marido trabaja cuidando autos, no sé por qué dijeron que era traficante, quizás por los balazos que hubieron pero eran personas externas a la familia, no entiendo”.

Los vecinos marcharon con un cacerolazo por la población bajo los canticos de pidiendo justicia, algo que ratifica la madre del menor señalando que “pido justicia, que este cabro pague y que no haga más daño, lo que nos hizo fue terrible. Tengo que estar fuerte por mis otros cuatro hijos y es un dolor muy grande que no se lo doy a nadie”,

A %d blogueros les gusta esto: