La contundente respuesta de Estados Unidos a un mensaje del régimen de Nicolás Maduro que pedía el fin de las sanciones

Julie Chung, subsecretaria interina de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, exigió cinco puntos que debe cumplir el chavismo para poder evaluar el pedido del canciller Jorge Arreaza

Julie ChungJulie Chung

La subsecretaria interina de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EEUU, Julie Chung, hizo referencia en Twitter a la iniciativa del Programa Mundial de Alimentos en Venezuela.

Celebramos el acuerdo del Programa Mundial de Alimentos para brindar asistencia alimentaria a 1,5 millones de niños en Venezuela. Estados Unidos sigue comprometido a aliviar el sufrimiento de los venezolanos. Esperamos que esta ayuda llegue rápidamente a quienes la necesitan”, expresó la diplomática.

Citando el tuit de la funcionaria del Departamento de Estado, el canciller del régimen de Nicolás Maduro, Jorge Arreaza, manifestó: “Si en EEUU están tan comprometidos a aliviar las dificultades, liberen los recursos de Venezuela que mantienen secuestrados en la banca internacional y levanten las sanciones criminales que generan sufrimiento a todos los venezolanos en medio de una terrible pandemia mundial”.

Ante ello, Chung fue contundente en su respuesta: “Señor Arreaza, si está realmente interesado en que se eliminen las sanciones, le sugerimos:

. celebren elecciones libres y justas

. respeten los derechos humanos y la libertad de prensa

. liberen a TODOS los 323 presos políticos

. dejen de perseguir a la oposición

. dejen de acosar a las ONG

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la Organización de Naciones Unidas y el régimen de Nicolás Maduro firmaron el lunes un acuerdo para suministrar alimentos a escuelas venezolanas, en medio de una crisis humanitaria impulsada por el colapso económico y la pandemia.

El programa, que prevé proporcionar comidas diarias, llegará a 185.000 niños de la educación preescolar y especial este año, y apunta a expandirse a unos 1,5 millones para fines del año escolar 2022-2023, dijo el PMA en un comunicado. La desnutrición infantil ha aumentado en Venezuela debido a la larga recesión económica del otrora próspero país petrolero.

“Este es el primer paso de un conjunto de proyectos ambiciosos que abarquen en el apoyo alimentario a todo el pueblo de Venezuela”, dijo Maduro en un discurso desde el palacio presidencial de Miraflores acompañado de David Beasley, director ejecutivo del programa.

“Cuente conmigo para decirnos las verdades, para comunicarnos permanentemente y para abrirle las puertas a nuevas iniciativas, a nuevos proyectos”, agregó Maduro en la actividad transmitida por el canal estatal de televisión.

David Beasley (REUTERS/Denis Balibouse/Archivo)David Beasley (REUTERS/Denis Balibouse/Archivo)

Los grupos de ayuda humanitaria han presionado durante mucho tiempo para que el régimen venezolano permita que el PMA distribuya ayuda alimentaria en Venezuela. La oposición ha acusado a Maduro, al que califica de dictador, de condicionar la asistencia alimentaria estatal a la lealtad política.

“Gracias por permitirnos ser independientes y no dejar que nuestro trabajo sea politizado”, dijo Beasley. En un comunicado previo, el PMA dijo que “la escuela es la plataforma más apropiada para que el WFP llegue a las comunidades de manera independiente”.

El acuerdo fue ampliamente apoyado por los trabajadores humanitarios y activistas venezolanos. Beasley también se reunió con el líder opositor venezolano Juan Guaidó y con embajadores de varios países europeos.