Jefas de hogar de Melipilla certifican en Curso de Corte y Confección patrocinado por Ariztía

Dieciséis jefas de hogar, algunas de ellas familiares y esposas del personal de Ariztía y otras pertenecientes a la comunidad local, que fueron convocadas por la Oficina Municipal de Información Laboral -OMIL-, formaron parte de la Ceremonia de Certificación del Programa de Becas Sociales Franquicia Tributaria 2012 correspondiente al “Curso de Corte y Confección”, la cual se realizó el 9 de enero de 2013 en la Escuela Especial, ubicada en Correa N°780, Melipilla.

Cabe mencionar que el taller patrocinado por nuestra empresa en octubre del año pasado, tuvo una duración de 100 horas, las cuales fueron divididas en 25 sesiones de 4 horas cada una, en horarios de Lunes,  Martes y Jueves, de 15.00 a 19.00 horas, y Sábados de 9.00 a 13.00 horas.

Dentro de los contenidos impartidos se destacan: Toma de medidas y confección de vestuario (conocer el proceso de confección de una prenda: armar, probar y rematar), para concluir con la entrega de una máquina de coser a quienes terminaran con éxito el proyecto.

Al respecto, Pamela Fredes Henríquezindicó que “fue realmente excelente participar en este curso. Nos dieron un montón de herramientas para trabajar de manera independiente, como: confecciones básicas y reparación de costuras. Estoy muy feliz”.

Marta Angélica Adasme Lobos acotó que “fue un gran aprendizaje. Ahora estoy instalándome con un taller para hacer ropa de colegio. Antes de hacer el curso tenía vagos conocimientos, pero siempre me gustó el tema de la costura. La iniciativa de Ariztía fue buenísima, debería haber más empresas que se interesen en capacitar a la comunidad, porque uno como dueña de casa muchas veces no tiene las herramientas para sentirse valoradas en el sentido de trabajo”.

Por su parte,Alicia Saavedra Rubiodijo que “muy buena la propuesta, porque aunque participécomo oyente, aprendí mucho sobre costura y corte. Habían muchos contenidos que no conocía, así que fue muy productivo. Lo que hizo Ariztía fue entregar una gran ayuda a la gente que lo necesita, especialmente las dueñas de casa que a veces por falta de medios no tienen como ayudarse un poquito en su economía y desarrollo personal”.

Paulina Jara Soto,concluyó añadiendo que “Bonito el curso, no sabía coser yaprendíhartas cosas. Empezamos por lo básico, como: delantales, poleras, pantalones, blusas y lo bueno de todo esto es que nos daban todo el material sin costo alguno, por lo que las prendas que elaboramos quedamos para nosotras. Agradezco a la empresa por darnos la oportunidad, ya que ahora obtuve mis primeros frutos, pues hice carpetas y manteles para venderlos en un restorány me fue bastante bien”.