Hospital de Talagante celebró día del donante de órganos y tejidos valorando la procuración en ese establecimiento

Con una sencilla, pero significativa ceremonia en el patio de Los Naranjos, el Hospital de Talagante conmemoró el Día del Donante de Órganos y Tejidos, valorando lo que ha sido la procuración en ese establecimiento desde el año 2019 en adelante y, también, dejando una huella en este lugar mediante la plantación de un árbol que represente el sentido profundo de este programa que procura generar vida a partir de un gesto humanitario.

Francisco Fuentes, enfermero jefe a cargo de la coordinación de procuramiento del Servicio de Salud Metropolitano Occidente (SSMOC) en su mensaje a los representantes de las distintas unidades del Hospital de Talagante, que son requeridas al momento de procurarse una donación, les manifestó su agradecimiento por esta contribución, “ya que este establecimiento ha estado bien comprometido con el procuramiento, con la donación de órganos, y es un hospital procurado”, dijo.

Seguidamente, el funcionario sostuvo a este medio de prensa que Hospital de Talagante es un establecimiento de interés en este sentido, “al contar con unidades generadoras de donantes”, que permitan contar con órganos que pueden “mejorar la calidad de vida de muchas personas, no solamente de la Región Metropolitana sino que también a nivel nacional” y destacó la realización de esta primeria ceremonia relacionada con esta conmemoración que anualmente se celebra cada 27 de septiembre, por cierto, con la medidas sanitarias correspondientes.

En tanto, el Director del Hospital de Talagante, Claudio Román Codoceo, aseguró que esta ceremonia simbólica se justifica “en la lógica de la humanización de la salud”, pues como mencionó en sus palabras a los equipos reunidos durante la ceremonia, “lo que estamos haciendo, es dar vida, y dar vida, es dar salud”.  Añadió que la procuración de órganos “nos permite la mejora de nuestros pacientes y de la comunidad en general” y demuestra el compromiso de los funcionarios y funcionarias del Hospital de Talagante.

“Hay un caso que se mencionó que es de un médico, como también nos ha pasado con una enfermera, con un técnico, que cuando hay un procuramiento, dado su especialización, han venido voluntariamente desde sus casas a trabajar en estos procesos”, precisó el Director del Hospital de Talagante.  “Más allá de cuánto está contratada la gente, cuando se produce la posibilidad de procuramiento y hay una donación en esa lógica, nuestra gente viene al hospital, trabaja, y nos ayuda a dar más vida”, subrayó Claudio Román.