noviembre 30, 2021

Haitianos que perdieron todo en un incendio necesitan la solidaridad de los melipillanos

En la madrugada del 1 de enero de este año un voraz incendio consumió dos viviendas en la población Padre Demetrio Bravo, tras este siniestro quedó al descubierto el drama humano donde 22 haitianos quedaron solo con lo puesto.

Ha pasado una semana y el drama sigue latente donde Ricardo Montius intenta ayudar a sus compatriotas al tener una mayor fluidez con el idioma español relatando que “fue terrible ese día cuando desperté y encontré el incendio, lo que hice es que me puse ayudar al igual que todos” agregando que “gracias a Dios hemos recibido la ayuda de los vecinos que están apoyando a los chiquillos para que no se queden así después del incendio”.

Los migrantes que arrendaban en el lugar siniestrado quedaron con lo puesto donde algunas personas les han tendido la mano incluso para alimentarse. “Estamos muy agradecidos y siempre les dicen a las vecinas que siempre les cocinan que el almuerzo está muy rico y la comida, así que estamos acá para seguir adelante”.

Uno de los mayores problemas fue que el incendio destruyó la documentación de ellos y eso ha imposibilitado que puedan trabajar donde Montius dijo que “se quemaron pasaportes y los documentos que estaban en trámite, pero con el apoyo de la Gobernación y de algunas personas que ya están sacando papeles del carnet y quieren ver cómo ayudarnos para pedir pasaporte”.

A pesar de recibir ayuda de varias personas de igual forma requieren ropa y útiles de aseo personal donde además Ricardo Montius realizó un llamado a los posibles arrendadores pidiendo que “algunos dueños de casa que por favor y compasión no traten de hacer lo que es injusto, piensen varias veces antes de actuar”.

Las personas que puedan hacer cualquier tipo de donación se pueden acercar a los vecinos del pasaje Luis Cruz Martínez con Julio Montt en la población Padre Demetrio Bravo.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: