diciembre 6, 2021

Estudio reveló que 30% de los hogares en Chile mantiene deudas en el sistema informal

ChileDeudas demostró que la mitad de los deudores informales corresponden a adultos mayores y jóvenes, situación que calificaron como “preocupante”.

ChileDeudas publicó un estudió, el cual reveló el estado de las deudas en el sistema informal que mantiene la población chilena y demostró que la mitad de los deudores corresponde a adultos mayores y a jóvenes, situación que desde el organismo calificaron como “preocupante”

A causa de la crisis ligada al covid-19 y últimamente, por las restricciones de acceso al crédito en la banca, el endeudamiento informal está expandiéndose en Chile de una forma preocupante. Tan así, que hoy el 30% de los hogares nacionales tiene algún compromiso financiero de este tipo. 

Del grupo con endeudamiento informal, 40% corresponde a la población entre 30 y 45 años; el 30% a ancianos mayores de 60 años; 20% a jóvenes de 18 a 29 años; y el restante 10% a personas de 45 a 59 años. 

Asimismo, 35% son mujeres y el 65%, hombres, quienes se exponen a tasas de interés que en promedio, sobrepasan el 100% anual, registrando incluso 150% por ejercicio.

Es alarmante que entre adultos mayores y jóvenes, representen la mitad de los chilenos con alguna clase de endeudamiento informal, ya que las personas, además de ser eventuales víctimas de usura o del delito de estafa, podrían verse involucradas en una red de lavado de dinero, lo cual ocasionaría graves consecuencias, no sólo penales, sino que personales en pérdida de su patrimonio”, señaló el director ejecutivo de ChileDeudas, Guillermo Figueroa.

“Asimismo, las elevadas tasas de interés asociadas hacen prácticamente imposible el pago posterior, dado que los montos hasta triplican lo solicitado inicialmente”, agregó. 

La razones para endeudarse informalmente 

El estudio de ChileDeudas demostró que el 35% de las personas que accedieron a deudas del sistema informal, se debió a causa de la crisis pandémica y las profundas restricciones para el acceso a crédito. Mientras que el 30% lo hizo frente a urgencias que surgieron antes de la emergencia sanitaria del covid-19 y el 25% debido a la rapidez de liquidez que les otorgó la deuda informal. Por último, el 10% se endeudo, ya que el monto que necesitaban no lo obtenían en el mercado formal.

Respecto a los montos solicitados, ChileDeudas estableció que el 45%  fluctúa entre $3 y $5 millones. Por su parte los que solicitaron entre $1 a $2 millones representan el 30% de los deudores informales, mientras que un 20% solicitó de $6 a $9 millones y sobre $10 millones, el 5% de la población encuestada, la que superó a los 2.000 participantes. 

Igualmente, el estudio de Chiledeudas reveló que 50% de los encuestados cree que no podrá pagar estas deudas del sistema informal, debido a los altos intereses. Mientras que un 30% ha usado recursos como los retiros de 10% de los fondos de las AFP y el beneficio estatal, IFE Universal para ir saldando el monto que está comprometido. Finalmente un 20% se encuentra en morosidad, donde esta última población admite estar recibiendo presiones para cumplir ya sea presencial como virtualmente.

Los mecanismo para acceder al dinero

En cuanto a cómo accedieron a este dinero, el 40% lo hizo a través de prestamistas informales -principalmente extranjeros-, con una entrega directa del monto requerido. Un 35% lo hizo por medio de distintas operaciones electrónicas. El 15% siguiente solicitó recursos financieros a familiares, amigos o conocidos y por último un 10% en casas de empeño.

Figueroa advirtió que uno de los mecanismos que usan estos prestamistas que operan fuera de la ley, tiene que ver con que piden al titular de una tarjeta que simule una compra internacional, donde el financista cuenta con un servidor o procesador de pagos conectado en el exterior, generalmente en Estados Unidos y Luxemburgo.

La diferencia con una adquisición real es que la persona no recibe un producto, sino pesos locales en su cuenta. “El problema es que la comisión mensual es de hasta 25% el monto a entregar, siendo un altísimo valor a cancelar por la transacción irregular lo que cae en el ámbito de la usura y eventual estafa”, manifestó Figueroa.

Otros mecanismos tienen que ver con la entrega directa del dinero, pero con tasas de interés sobre el máximo establecido legalmente, donde el financiamiento es de fácil obtención, sin embargo el pago posterior puede llegar hasta tres veces el monto solicitado, una carga financiera complicada de cancelar adecuadamente. 

A %d blogueros les gusta esto: