Crónicas

Equipos de salud ya advierten el impacto de la cuarentena en personas que conviven con algún dolor crónico

Los académicos de la Facultad de Medicina, la carrera de Kinesiología y miembros de la Unidad del Dolor de la Pontifica Universidad Católica; Fernando Altermatt, Solange Rivera, Gustavo Torres, María Paz Ugarte y Germán Bannen, entregaron algunas recomendaciones para mantener el cuidado de pacientes con dolor crónico durante la cuarentena por COVID-19.

 

Considerando que la pandemia impacta diversas dimensiones como es el acceso regular a las prestaciones del sistema de salud, muchos pacientes con dolor crónico (por cáncer, fibromialgia, dolor lumbar, artritis y otras patologías) no han podido tener continuidad en sus controles con el equipo de salud, afectando profundamente su calidad de vida.

 

“Las consecuencias de la pandemia en los pacientes con dolor crónico ya se están percibiendo y aumentarán con el paso de los días. Es importante poder acompañar a estas personas con algunos consejos, aunque sea a la distancia”, así lo aseguró la Dra. Solange Rivera, miembro del Programa de Dolor Crónico no Oncológico de la Red de Salud UC Christus.

 

¿DEBO DEJAR DE TOMAR ALGÚN FÁRMACO ANALGÉSICO RECETADO POR MI MÉDICO?

 

Por ahora no existe ninguna evidencia clínica científica en humanos, a favor o en contra, que demuestre que algún fármaco analgésico cambie el pronóstico de la infección COVID-19, ni que aumente o disminuya la probabilidad de contraerla. Sin embargo, en personas con sospecha o confirmación de COVID-19, el Ministerio de Salud de Chile sugiere usar paracetamol por sobre ibuprofeno u otros anti-inflamatorios para el tratamiento de los síntomas.  Asimismo, es importante evitar la automedicación y la suspensión brusca de tratamientos sin previa consulta a los equipos tratantes.

 

 

¿DEBO DEJAR DE HACER EJERCICIO?

 

Gustavo Torres, académico de la carrera de Kinesiología UC nos explica que si normalmente mantenemos el hábito del ejercicio físico como nos ha indicado el kinesiólogo, éste se transforma en un elemento protector en cuanto a la mejora del sistema inmune. Sin embargo, es muy importante no realizar sobrecarga o inicios muy bruscos de rutinas de ejercicios de dificultad moderada a alta, los cuales podrían incrementar el dolor, por lo cual la recomendación es realizar éste de forma gradual y siguiendo los ejercicios indicados por su kinesiólogo.

 

Es importante destacar que en este periodo la recomendación es a no salir de casa, por lo que podemos realizar ejercicios en nuestro domicilio según la rutina indicada por el kinesiólogo tratante. La mejor recomendación es encontrar una manera de moverse que le haga sentir bien y hacer más de eso, también puede servir buscar hacer que los movimientos infrecuentes sean mas frecuentes. Algunas recomendaciones básicas para realizar sus ejercicios son utilizar ropa cómoda, elegir un lugar tranquilo y con temperatura adecuada, e idealmente realizar 30 minutos de ejercicio diario.

 

Además de dedicar algunos minutos específicamente a hacer ejercicio, es importante tratar de mantenerse activo durante el día, realizar actividades que nos inciten a movernos por el hogar y, dentro de su tolerancia, desafiarnos tanto física como mentalmente. Realizar actividades como cocinar, ordenar, jugar con nuestros hijos, cuidar de plantas o el jardín, armar puzles o juegos de mesa, entre otros, nos ayudarán a distraernos y a gastar energía durante el día para dormir mejor por la noche, agrega Germán Bannen, kinesiólogo de la Unidad del Dolor UC.

 

¿QUÉ PUEDO HACER MIENTRAS ESTÉ EN CUARENTENA?

 

Comprendiendo lo excepcional de la situación, nuestras rutinas y formas de relacionarnos han cambiado, por lo tanto sentir y reconocer emociones como temor, ansiedad y pérdida del control son esperables. La respuesta que tengamos a esta situación puede determinar la forma de sobrellevarla, tratemos de mantener la calma, la confianza y el sentido del humor. Algunos consejos generales que nos da la psicóloga María Paz Ugarte son:

 

●      Manténgase activo.

●      Evite hablar permanentemente del tema

●      Haga dentro de lo posible una vida normal, respete rutinas y  horarios para levantarse y acostarse.

●      Mantenga cierta exposición a la luz solar, salga al patio, asómese a la ventana o balcón.

●      Coma sano (evite azúcares refinados, hidrátese) y respete sus horarios de alimentación.

●      Manténgase informado, pero limite el uso de redes sociales. Practique el “ayuno digital”, un tiempo de desconexión que le permita estar en el ahora. Infórmese desde fuentes fidedignas y oficiales.

●      Busque y proteja espacios de ocio.

●      Comparta con sus seres queridos, active plataformas virtuales de comunicación en caso de tener familiares lejos, pida ayuda a tiempo.

●      Ayude a familiares y cercanos a mantener la calma y tener un pensamiento adaptativo a cada situación.

●      Tenga atención con conductas de discriminación, el miedo puede gatillar este tipo de situaciones.

●      Infórmese de cómo hablar y enfrentar la situación en caso de que conviva con niños.

 

Finalmente, la recomendación de los especialistas de la Unidad del Dolor es tomar contacto con el equipo tratante para consultar acerca de la renovación de recetas, licencias médicas o re evaluación médica. Acuda con horas agendadas y las debidas precauciones solo en casos críticos, y analice la factibilidad de controles mediante telemedicina apoyados en tecnologías como celulares inteligentes y computadores. Para esto, el Dr. Altermatt nos indica que la Red de Salud UC ha implementado un sistema de Telemedicina, al que la Unidad de Dolor se ha incorporado.

Share