noviembre 27, 2021

Efecto vacunas: fiebre ya no es síntoma común de covid-19

El signo clínico redujo su presencia en comparación a la primera ola, pasando del 48% al 25% desde julio del 2020 a la fecha.

El porcentaje de vacunación contra el covid-19 en el país ha sido destacado a nivel mundial: más del 90% de la población objetivo ha recibido al menos una dosis del esquema completo. La efectividad de la inoculación se centra particularmente en la baja de casos críticos (ocupación de camas UCI) y la mortalidad.

No obstante, las autoridades sanitarias han detectado otra consecuencia: los síntomas frecuentes asociados al coronavirus son distintos a los de la primera ola. Así, por ejemplo, la fiebre ya no es parte de las señales comunes del covid-19 y la tos está en muchos menos casos. 

De acuerdo a información del Ministerio de Salud, citados por El Mercurio, los signos clínicos más comunes hoy en día son: dolor de cabeza, en más del 50% de los casos; tos, que bordean el 45% de los casos, junto con el malestar muscular; y tras ellos, el siguiente síntoma recurrente es el dolor de garganta, aunque el porcentaje de presencia cae abruptamente a poco más del 30% de los casos.

En comparación a julio de 2020, cuando vivíamos la primera ola de la pandemia en el país, los casos de covid-19 con fiebre cayeron de 48% a 25%. En el caso de la tos, en referencia a la misma fecha, el porcentaje de población con este síntoma se redujo desde el 60%.

El infectólogo de la Clínica Red Salud Vitacura, Michel Serri, señaló al matutino que “lo que se ha visto es que la variante Delta también tiene mucha más sintomatología respiratoria alta, congestión, dolor de garganta, faringitis, tos y que la fiebre no es de lo más frecuente, por lo tanto, uno debería estudiar a cualquier persona que tenga síntomas respiratorios, independientemente de si tiene o no fiebre, hacerle un PCR, ya que el virus está circulando y es importante detectarlo para lograr una trazabilidad y un control”.

Por su parte, el director médico del Laboratorio Covid de la Universidad de Magallanes, Marcelo Navarrete, agregó al mismo medio que “notamos un aumento porcentual de circulación de la variante Delta, que se caracteriza en que los pacientes vacunas presentan sintomatología predominante de vías aéreas superiores, es decir, síntomas más similares a un resfrío común con más prevalencia de rinitis, secreción nasal, con síntomas más leves, con menor prevalencia de fiebre, pérdida de olfato y otros síntomas clásicos que vimos en la primera etapa del covid-19″.

No obstante, el especialista señaló que “los síntomas de cualquier tipo deberían ser una indicación de realizar examen de PCR y se mantiene la indicación previa, ante la presencia de fiebre, tos, dificultad para respirar, pérdida de olfato y agregamos los síntomas respiratorios agudos altos, dolor de garganta, rinitis, tos no tan intensa”.

A %d blogueros les gusta esto: