diciembre 3, 2021

Directora Provincial Subrogante de Educación reiteró que la presencialidad no es obligatoria

A propósito de una serie de casos de COVID-19 por contactos estrechos en familias o funcionarios de algunos establecimientos, la Directora Provincial (s) de Educación Talagante-Melipilla reiteró ciertos criterios que imperan durante la pandemia que afecta al país.  En tanto, en relación a los establecimientos que están afectados por esta situación, Ivone Mejías, sostuvo que no está autorizada para liberar este tipo de datos.

“La verdad que es una información confidencial que no estoy autorizada para decirla”, señaló la Directora Provincial (s) y ante la pregunta de si se trata de un cierto secretismo respecto de lo que está ocurriendo en los colegios respecto de la pandemia, Ivonne Mejía indicó que este tipo de situaciones “se trata en cada establecimiento y establecimiento da a conocer a sus familias, entonces las personas saben si su establecimiento tiene algún caso y cómo se está llevando a cabo”.

Frente a las dificultades de un año escolar que comenzó presencial por espacio de dos semanas y, luego, toda la Región Metropolitana ingresó a confinamiento total y hace poco más de un mes se retornó a una cierta normalidad, la Directora Provincial admitió que no ha sido fácil, pero valoró el trabajo de los establecimientos en este contexto sanitario complejo y variable.  Sostuvo que la educación también ha cumplido un rol en una zona bastante difícil en medio de esta pandemia de COVID-19.

“Hay que sacarse el sombrero frente a los establecimientos porque han hecho caso a lo que se ha pedido y eso es que haya gradualidad, flexibilidad, que haya un plan que apunte a la necesidad, y cuando hablamos de gradualidad y flexibilidad, es que de acuerdo a las fases donde tenemos que actuar, entonces, en general, los establecimientos han estado a la altura, han sido una primera línea en estos tiempos”, fundamentó Ivonne Mejías.

Seguidamente, la funcionaria del Ministerio de Educación explicó que en este contexto la obligación de los colegios “es tener el establecimiento abierto para dar el servicio, pero los papás tienen la opción de mandarlos o no”, de manera que no existe obligatoriedad para que el alumno asista a clases presenciales y pueden los padres elegir el modo  remoto, virtual o on line.  “Si hubiese un colegio que está obligando, los apoderados tienen el deber de denunciar a aquel establecimiento”, añadió Ivonne Mejías, al tiempo que explicó el procedimiento.

“La denuncia donde se hace acá y nosotros la tramitamos a la Superintendencia de Educación. Tienen que enviarla a partes.talagante@mineduc.cl que es nuestro correo, nosotros hacemos la revisión, el supervisor a cargo del establecimiento hace el seguimiento y de ser efectivo lo que se está denunciando, se hace la denuncia a la Superintendencia de Educación, que tiene el rol fiscalizador, se hace presente, y determina las medidas, que puede llegar a tener una multa en dinero”, precisó la Directora Provincial (s) de Educación.

A %d blogueros les gusta esto: