Dirección del Trabajo promueve buenas prácticas laborales en viñas de Talagante y Melipilla

Un programa piloto con tres viñas de Talagante y Melipilla para alcanzar altos niveles de relacionamiento entre empleadores y trabajadores lanzó el martes 18, la Dirección del Trabajo (DT) con apoyo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

 

Las viñas participantes son Undurraga, Las Araucarias y Chocalán, en conjunto con sus trabajadores. De aquí a diciembre serán asesoradas para que a través de sucesivas capacitaciones y fiscalizaciones incorporen prácticas y políticas que permitan establecer un sistema de gestión laboral de su cadena de suministro, incluyendo las condiciones laborales de sus trabajadores como también aquellas que participan en la generación del producto final. Todo esto con especial foco en la detección del trabajo infantil, trabajo forzoso, respeto a los principios y derechos fundamentales en el trabajo; y respeto a los principios de libertad sindical. Se busca de este modo que estas tres viñas mantengan una relación armónica con sus casi 500 trabajadores permanentes.

 

En el lanzamiento telemático del programa participaron, entre otros, autoridades, como el subsecretario del Trabajo, Fernando Arab; la Directora del Trabajo, Lilia Jerez; la seremi metropolitana del Trabajo y Previsión Social, Valeria Díaz y el director de la Dirección Regional del Trabajo Metropolitana Poniente, Jorge Meléndez.

 

La actividad también contó con la presencia del Inspector Provincial del Trabajo de Melipilla, Juan Francisco Rojas, y la oficial de programación de la OIT Cono Sur, Patricia Roa, además de ejecutivos y trabajadores de las viñas partícipes.

 

Durante la actividad, expertos de la OIT hicieron una radiografía de la industria vitivinícola nacional, explicando que en los últimos 15 años ha aumentado el empleo formal y que al año 2019 ocupaba de forma permanente a unos 29 mil trabajadores, de los cuales un cuarto son mujeres. Pese a estas auspiciosas cifras, los especialistas también mencionaron que los salarios de los trabajadores de la cadena productiva externa de esta industria son solo el 65 por ciento de los percibidos por los trabajadores al interior de las empresas productoras.

 

La Directora del Trabajo, Lilia Jerez, destacó la iniciativa: “Nuestro servicio cree fervientemente en el diálogo social al interior de las empresas, ya que este termina consiguiendo relaciones laborales más justas, equilibradas y modernas”.  

 

Desarrollo del programa 

 

El cronograma de trabajo de este programa fue expuesto por el abogado y Coordinador Jurídico de la Dirección Regional del Trabajo Metropolitana Poniente, Christian Rocha.

 

En junio las viñas harán un autodiagnóstico de su cumplimiento normativo y de relaciones laborales según parámetros fijados por la DT y la OIT.

 

Entre julio y agosto la Unidad de Derechos Fundamentales junto con las Inspecciones Provinciales del Trabajo de Talagante y Melipilla fiscalizarán el cumplimiento de tales parámetros y realizarán capacitaciones para mejorar posibles deficiencias que aún persistan.

 

Entre octubre y noviembre se hará una segunda fiscalización para verificar la corrección de las falencias detectadas en el primer control inspectivo, y finalmente en diciembre se entregará la acreditación a las tres viñas participantes como empresas con buenas prácticas laborales.