Dinamarca acelerará la reapertura de economía y planea eliminar el uso de mascarillas en agosto

Dinamarca completará la reapertura de la mayor parte de la actividad económica y cultural a partir de este viernes, y planea eliminar el uso de mascarillas en agosto, según un acuerdo alcanzado este martes entre el Gobierno y la oposición.

Desde el inicio de la desescalada a finales de marzo, han reabierto tiendas, centros comerciales, peluquerías, gimnasios, teatros, cines y locales de música, y ahora lo harán saunas, parques acuáticos y otras actividades, salvo discotecas.

El acceso sigue ligado a un pasaporte digital de COVID-19 que demuestre que se ha pasado la enfermedad, se ha recibido la vacuna o se ha dado negativo en un test las últimas 72 horas, aunque en ciertos casos no será obligatorio mostrarlo y habrá controles aleatorios.

Las enseñanzas medias y superiores eliminarán de forma total la educación a distancia a partir del viernes y se acelerará la vuelta al trabajo presencial, además de elevar el límite en las reuniones públicas a 50 personas en interiores y 100 en exteriores.

Dinamarca introdujo el uso obligatorio de la mascarilla en agosto pasado, aunque solo en el transporte y en interiores, pero ahora quiere que esta medida sea eliminada cuando se haya completado la vacunación de la población en agosto próximo, según el acuerdo entre el Partido Socialdemócrata en el poder y otras ocho formaciones.